lunes, 7 de septiembre de 2009

PADRINOS

Por lo que veo y oigo, está arraigada la idea entre muchos compañeros que o se tienen "padrinos" o en nuestras carreras no es posible desarrollar una carrera profesional. La sensación de algunos de no tener "padrinos", es decir, el apoyo de un político importante o de una asociación profesional, es determinante de una suerte de fatalismo que considero nefasto en la Justicia y que por lo pronto a muchos les cohibe a la hora de aspirar legítimamente a tal o cual plaza profesional. Por el contrario, desde mi punto de vista, es preciso que se vaya consolidando la idea de que el único padrino con el que deberíamos contar es nuestra trayectoria profesional; creo que hay que combatir con energía a esos "padrinos" que al final no suelen ser sino correas de transmisión (y beneficiarios) de quien en realidad quiere a través de ellos gobernar la Justicia española.

1 comentario:

fiscalillo dijo...

Es cierto, esa imagen de necesidad de padrinos se da en algunas ocasiones, seguramnete sea cierto en muchos casos, por desgracia. sin embargo los padrinos se trabajan, no me reifero a hacer la pelota, sino que hay compañeros que no salen nunca de us despacho, no se relacionan, no van a cursos, no han escrito nada... y se confunde ser conocido por tu trabajo con tener padrinos.
Hay casos de todo.