viernes, 12 de febrero de 2010

PROPUESTA DE LA AF SOBRE TRANSPARENCIA EN EL CONSEJO FISCAL

Nos han circulado a los Fiscales un correo electrónico con la propuesta (un documento de trabajo) que la AF hace para incrementar la transparencia en el funcionamiento del Consejo Fiscal.  En el mismo email, se nos remite información sobre el sentido del voto de la AF a diferentes aspirantes a determinados puestos.  Sobre esta materia (la información enviada no tiene nada de transparente) me referiré en otra entrada.  Sobre el documento de trabajo, cuyas conclusiones reproduzco a continuación, he de decir dos cosas.  La primera y principal es que agradezco el esfuerzo de la asociación mayoritaria en transmitir  un poco más de información de la que tradicionalmente han decidido suministrar a la Carrera Fiscal sobre este tema, constatando que la UPF no parece estar muy preocupada por esto; Pero me llama la atención que tan solo un mes despues de las elecciones, lo de la página web prometida se haya mutado en la intención de que sea la página de la FGE la que recoja un extracto de las actas depurando todo lo que haya sido considerado reservado.   Es decir, la obligación de informar pasa de la AF (como prometió) a la FGE.

Por otra parte debo señalar que los representantes del Consejo responden, como dice el documento remitido, ante la carrera por sus actuaciones.   Por eso no entiendo que se niegue información como la lista de candidatos a cada puesto o las razones sucintas para votar a unos u otros.   Eso es transparencia.    ¿Como vamos a saber si está bien votar a unos u otros, si no sabemos contra quienes concursan por ciertos puestos?    Las listas de candidatos han de ser públicas.   Otro ejemplo: en el último Consejo Fiscal se ha orillado varias veces la antiguedad de diversos peticionarios (en algún caso se ha votado y nombrado al más moderno entre seis peticionarios, y con una diferencia de 700 números en el escalafón; en otros se, además, que se ha orillado a fiscales muy antiguos y muy compententes, sin tacha profesional alguna).  ¿Porqué se hace esto?   ¿Por razones de afinidad asociativa?   Si no se explica, deberemos deducir que algo de eso puede haber.  Y esto es solo el principio.   Les pido a los vocales del Consejo, desde aquí, que piensen si eso es la transparencia que prometieron.   Respeto su dedicación, valoro el apoyo que han recibido de los compañeros, y cuentan con mi colaboración constructiva.  Pero creo que hay que exigir -en unos tiempos en los que la Justicia y la Fiscalía tienen mucho que mejorar- un poco de claridad en la gestión de nuestros asuntos y nuestras carreras profesionales.  

PROPUESTAS DE LA ASOCIACIÓN DE FISCALES PARA UNA MAYOR TRANSPARENCIA EN EL FUNCIONAMIENTO DEL CONSEJO FISCAL (El documento completo se publica en www.consejofiscal.com)



PRIMERO.- Las valoraciones de los Consejeros acerca de los candidatos a ocupar cargos discrecionales, así como la motivación de su voto, son materia reservada y ‑aunque han de constar en el Acta‑ no deben publicitarse.
                                        
SEGUNDO.- El sentido del voto de cada Consejero Fiscal ha de constar en el Acta y forma parte del informe del Consejo, por lo que puede y debe ser conocido por los miembros de la Carrera.

TERCERO.- Para facilitar tal distinción, también a efectos de publicidad, en el Acta se hará constar en primer término la motivación y después y separadamente el sentido del voto. Sólo a este segundo extremo se dará publicidad.

CUARTO.- La propuesta del Fiscal General del Estado al Gobierno, así como su motivación, deben ser conocidas con claridad.

QUINTO.- El criterio para declarar excepcionalmente otras materias reservadas por el Fiscal General del Estado de acuerdo con el Pleno debe ser restrictivo.

SEXTO.- El resto de los debates del Consejo serán secretos sólo cuando lo disponga el Fiscal General del Estado, de acuerdo con el Pleno.

SEPTIMO.- El Secretario del Pleno redactará un Acta completa, para conocimiento exclusivo del Consejo y de los afectados que soliciten copia de cuanto les afecte, y otra reducida ‑eliminando las materias reservadas‑ que se deberá publicar (una vez aprobada) en la página web www.fiscal.es junto a los acuerdos y los informes que actualmente constan.

OCTAVO.- El Consejo Fiscal, como órgano con entidad propia del Ministerio Fiscal, emitirá la información relativa a sus debates, acuerdos e informes de manera diferenciada a la facilitada por la Fiscalía General del Estado.
Para ello se propone la creación de la figura del Portavoz del Consejo Fiscal, que será designado de entre los miembros electivos del Consejo Fiscal, por acuerdo del Pleno, y que estará encargado de facilitar la información objetiva que se entendiera procedente tras la celebración de cada Pleno, con respeto al deber de reserva ya señalado.
En todo caso, y en defecto de lo anterior, la información relativa al Consejo Fiscal emanada de la oficina de prensa del Fiscal General del Estado ha de contar con la aprobación de una comisión de Vocales del Consejo formada por dos Vocales electivos y un Vocal nato.
En la página web www.fiscal.es, o en su defecto, en la intranet del Ministerio Fiscal, se deberá facilitar una comunicación interactiva entre los Vocales del Consejo Fiscal y los miembros de la carrera fiscal.

Los criterios que acaban de exponerse pueden aplicarse desde este mismo momento, puesto que se derivan de lo dispuesto en el RRI vigente, sin perjuicio de su posible (y deseable) modificación futura.


14 comentarios:

Anónimo dijo...

creo que es un avance, én un correo ya dijeron que su pagina web estaba en reparación. según leo tienen las manos un poco atadas por la normativa.
en lugar de criticar se debería valorar positivamnete el esfuerzo. tal vez si se les pidiera directamente información la darían, pero si nadie se lo pide...no sabrán que se quedan cortos

Salvador Viada dijo...

No, anónimo. Es mucho más un tema de voluntad que de normativa. Saben perfectamente lo que se les pide: de hecho han prometido ser más transparentes. Osea que si no informan más es porque tratan de preservar parcelas de decisión no sometidas a público escrutinio. Si se tratara de otras cuestiones no me importaría. Pero es que juzgan nuestras trayectorias profesionales y eso me preocupa más. Así que hay que agradecer la inicial disposición, pero yo creo que lo que proponen es muy poco en relación con lo que deben hacer.

Por otra parte, no creo que su labor sea la de informar uno a uno a los fiscales que quieren aclaraciones. Yo por mi parte no estoy dispuesto a darles con eso la matraca. La información ha de darse a todos y públicamente. Y prometieron una web. Yo he creado ayer una web para mis alumnos de la facultad. He tardado cinco minutos, incluído el diseño. Lo de la web en reparación no vale.

Quiero añadir -y lo digo con sorpresa, porque he debatido con candidatos de la UPF y escuchado que no iba a pasar más- que la asociación progresista en esta primera ocasión ha votado fundamentalmente a sus asociados. Ya se que no sufrieron desgaste en las elecciones por ese modo de actuar, pero yo les he escuchado decir que eso no iba a pasar.

Todo esto es muy triste, la verdad.

LUPO dijo...

Reconozco que se me escapa ese matiz entre “motivación” y “sentido” del voto, por muy envuelto de edulcorada jerga normativa que se nos presente. Si al final lo que se nos concede, porque a eso suena este tema, a “concesión de amo”, es saber el nombre y apellido de quienes han votado a quien pues aviados vamos. Yo ya se los nombres de quienes votan a quien, no es nada difícil puesto que la mayoría de las veces los hacen en bloque, AF por un lado, UPF por otro, el bloque institucional por otro… para ese viaje no hacian falta estas alforjas.. Y me es indiferente saber en esos minoritarios casos de votos fragmentados quien voto por qué candidato. Lo que me interesa es saber la razón de su voto, sus argumentos, y si estos son personales pues que se diga “por cuestiones personales” (si es que hay que ocultar que alguno verse su voto en que el candidato es del Betis o del Sevilla o tiene halitosis, ya que no creo que abiertamente digan que tal o cual candidato les cae mal, o es un tal o un cual). Me interesa saber si los vocales conservadores no de izquierdas se rigen por la antigüedad en la plaza, por escalafón, por pertenencia a una asociación… y si son criterios de los vocales conservadores de izquierda el ser mujer, ser calificable de progresista, o pertenecer a una asociación… y si el bloque institucional vota por alguna razón distinta a decir lo que diga el FGE, como coincidencia ideológica o similar… en definitiva quiero poder valorar lo que cuenta la antigüedad, el tiempo en una Fiscalía, los cursos recibidos, los cursos dados, las publicaciones realizadas, la dedicación exclusiva a sacar papel “porque no tengo tiempo para actividades extraescolares y me falta escalafón para endosarle el marrón a uno nuevo”, la presentación de un proyecto para la Fiscalía a cuya Jefatura aspiro, en que consideración me tienen mis compañeros de trabajo, la ilusión…en fin “tonterías” de este tipo que algunos opinamos deberían ser la clave de cualquier nombramiento, y no esas palabras huecas, cada vez mas, del merito y la capacidad, por supuesto siempre desconocidos para el Fiscal de a pie… Sólo así los Fiscales podremos calibrar si concursamos a tal o cual plaza o si cabe lleguemos al Supremo alguna vez o no, o sepamos qué meritos tiene el Jefe para serlo y que para nuestras ignorantes mentes han quedado ocultos, ¡que para eso lo vamos a sufrir nosotros y no quienes lo nombran!.. ¿o no?

Anónimo dijo...

Todo esto es muy complicado. Hay razones que no se pueden hacer públicas, pero que tienen mucho peso en la elección de unas personas con preferencia sobre otras.
Cuándo conoces a todos los candidatos, puedes estar perfectamente de acuerdo con el nombramiento del más moderno (por muchos puestos de escalafón que haya entre unos y otros), y sería francamente difícil explicar por qué el más moderno sí y los otros no.
Queremos transparencia, pero... ¿se puede decir todo lo que habría que decir para que esté perfectamente claro el por qué de que se haya optado por una persona o por otra? Honestamente, creo que no.

Salvador Viada dijo...

No, no es tan complicado. El no dar razones no es nunca más transparente que el darlas. En esta carrera hemos asistido a cacicadas importantes. La única manera de controlar lo que sucede es conocerlo. Cuando el más moderno, además, es asociado a la asociación que le vota, pues, mira, prefiero que se retraten. ¿Conocer a todos los candidatos? A veces se vota al décimo de los peticionarios. ¿Es que ninguno de los 10 anteriores, fiscales como tu y como yo, vale nada? Honestamente anónimo, prefiero transparencia al secreto que nos imponen. Si las razones son secretas, además, también el FGE puede esgrimir el secreto de sus razones para apoyar a quien le de la gana. Y nadie que defienda el secreto podrá luego quejarse.

Silvia dijo...

¿ Tan difícil resulta explicar sin anonimatos y objetivamente a la Carrera Fiscal , donde está el mérito y capacidad de los cargos que se proponen al FGE?

Silvia dijo...

Quizá esto nos de una idea :

http://www.elpais.com/articulo/espana/Robles/jacta/colocar/cargos/judiciales/miembros/asociacion/elpepuesp/20100213elpepinac_8/Tes

LUPO dijo...

Esto, SILVIA, es lo que el actual FGE llamó reequilibrio ideológico, lo que tiene tan contentitos a la UPF de haberse quedado en el Consejo como estaban y les permite "escribir" al Ministerio de Justicia para quedar bien con la Galeria, sabedores de que algún puestito siempre les cae, contra lo que se alzan las voces de la AF cuando dejan de estar en el machito de decidir en que consiste en equilibrio ideológico y lo que, en definitiva, ha votado la Carrera sea el criterio de designación de altos cargos...esta Carrera y la otra, así que ahora no se a qué viene esa farisaica reacción de algunos, mientras los que de siempre nos hemos opuesto a ello y hemos defendido un cambio radical de "estilo" sólo tenemos foros como este para soltar un poco de bilis... en fin mucho nos queda de poner cara de poker e intentar que algo de sensatez mueva este país algún día

Anónimo dijo...

Insisto, lo siento, pero hay cosas que no se pueden decir, de la misma forma que el contenido de un expediente disciplinario no se hace público y no por eso consideramos que la Inspección obre con falta de transparencia. Y por otra parte, estamos hablando de nombramientos discrecionales, dónde el escalafón, en su caso, tan solo es un criterio más. ¿Acaso el más moderno es siempre el peor candidato? Puede haber 10 en el escalafón que sean, por 1000 razones, "peores" candidatos para esa concreta plaza, y tampoco eso quiere decir que no valgan nada.
En este tema, jamás va a llover a gusto de todos. Personalmente creo que este último concurso se ha resuelto con el nombramiento de compañeros muy valiosos (los antiguos y los modernos), y desde luego, no me parece que sean de los que habitualmente se asimilan ideologicamente al Fiscal General. Así que creo que sí, Salva, sí es complejo, tan complejo que la solución está por llegar.

Salvador Viada dijo...

No es lo mismo un expediente disciplinario que un nombramiento. No tengo nada que decir, por ejemplo, del nombramiento del Fiscal Jefe de Toledo: no había más candidatos, no había terceros perjudicados (salvo, eventualmente, la plantilla, claro). Pero en los nombramientos hay que establecer algún criterio seguro, por lo menos entre los fiscales que luego el FGE hará lo que quiera hacer y responderá políticamente de ello. Pero entre nosotros es imperdonable la falta de claridad, la politización, el sectarismo asociativo y el desprecio implícito a los demás.

Querido anónimo, quizá -ojalá no sea así- algún día la putada te la hagan a ti. Y cuando busques responsables no mires muy lejos. Piensa en lo tranquilo que te quedabas cuando las faenas se las hacían a otros.

Anónimo dijo...

Bueno, Salvador, tu comentario me parece demasiado duro, bastante injusto y hasta un poco superficial.
Das por sentado que no me ha pasado ya, y en eso te equivocas. Concursé varias veces a una determinada plaza, y en todas las ocasiones se la dieron a otros más modernos que yo. Lo encajé. Simplemente porque acepté que ellos podían ser mejores candidatos que yo, y pensé que eso no quería decir que yo no sirviera para nada. He esperado otra oportunidad sin resquemores, trabajando lo mejor que sé, porque no se tiene derecho a las plazas, se opta, que es cosa diferente.
Permiteme que diga que no soy de esos que no sabe lo que es algo hasta que les pasa en su pellejo. Pensar que me quedo tranquilo porque las putadas se las hacen a otros es, además de no conocerme (culpa mía porque no quiero darme a conocer) una simplificación demasiado fácil, y si me lo permites, una respuesta un tanto destemplada.
Sigo pensando que no siempre se puede decir todo lo que hay detrás de un nombramiento, y sobre todo, lo que hay detrás de un no nombramiento.
Ya sé que no te voy a convencer de nada, pero preferiría que tus argumentos no se apoyaran en eso de "ya veremos que dices cuando te pase a ti", porque en mi caso, no añade nada. Dime mejor por qué es sacrosanto el escalafón, por ejemplo, que eso sí me cuesta entenderlo.
Insisto, los compañeros del último concurso harán bien su trabajo porque -tengo la suerte de conocer a unos cuantos- son buenos candidatos para sus respectivas plazas.
Y lo siento compañero, suelo estar de acuerdo contigo, pero en esto, permiteme discrepar sin necesidad de confinarme al infierno de los indiferentes y los egoistas.

Salvador Viada dijo...

El escalafón, estimado anónimo compañero no es sacrosanto. Pero tiene alguna utilidad: cuando desde la AF o de la UPF se protesta contra el FGE porque "ha preterido" a alguien, se hace desde una vista al escalafón. Yo no pido obviamente que el escalafón sea sacrostanto, porque si así fuera no haría falta el Consejo Fiscal. Yo lo que digo es que se motiven las razones para saltarse el escalafón, o para no saltarselo. Es muy sencillo. El secreto es el amigo del tirano. La defensa del secreto en estas cosas favorece objetivamente los abusos. A ti te gusta lo que ha resultado de este Consejo; a mi no. No por la forma (no me gusta que me digan que las cosas van a ser más transparentes y sigan igual de secretas); y no por el fondo, en algunos casos (tengo la lista de peticionarios y no entiendo ciertas votaciones, porque se dejado fuera a gente muy competente). Pero quizá entendería el fondo si las cosas se explicaran, lo que evidentemente no va a pasar.

Por lo demás, lamento que te sientas molesto/a u ofendido/a, aunque no creo que tengas razón alguna para ello: ni lo que he escrito ha sido con ánimo de ofender -sino de hacer pensar-; ni por otra parte nadie sabe quien eres (somos 2200 en el escalafón y tu puedes ser cualquier fiscal). Un saludo

Una jurista dijo...

Perdón por irrumpir, pero el contenido de los expedientes disciplinarios de ciertos fiscales si se hizo público (y muy público) en un determinado momento de nuestra reciente historia jurídica. Tanto que era imposible no encender la radio, televisión o leer un periódico sin encontrarse con ese público escarnio.Es lo que le convenía al poder político del momento, y estoy segura de que volverá a pasar si se tercia. Aquí, en España, el cainismo sigue vigente.

Anónimo dijo...

Pues vale.