martes, 23 de febrero de 2010

UNO QUE NO SE TRAGA EL SAPO

Hace ya mucho tiempo que me estaba yo preguntando qué tendría que ocurrir en el CGPJ para que un vocal dijera que por ahí no pasaba.  Hasta ahora lo han aceptado todo, pero hoy me desayuno con una noticia insólita: un vocal ha dicho que hasta aquí.   Ha sido Gómez Benitez, catedrático de derecho penal de la Complutense, que ha dicho en voz alta lo que todo el mundo ya sabe.  En su línea, mil jueces han pedido que las cosas cambien de una vez en el Consejo (no me explico, francamente, en qué piensan los 3500 jueces restantes).   Desde fuera, creo que Gómez Benítez ha prestado hoy al Consejo el mejor servicio que se le podía realizar, denunciando una práctica lamentable.   Por otro lado, me llama mucho la atención que quien denuncia eso no sea juez, sino catedrático.   Es decir, que los jueces que en el Consejo realizan las prácticas que denuncia Gómez Benítez y que apoyan 1000 compañeros jueces, todavía no se sienten aludidos.   Me pregunto cuanto más tardarán en liberarse.

1 comentario:

maria jesus dijo...

Apuesto que hay más de 1000 fiscales que piensan igual
Espero y deseo que todos nosotros nos adhieramos al manifiesto