domingo, 24 de octubre de 2010

DESATASCAR LA JUSTICIA

Que la justicia penal española necesita reformas lo saben hasta los aficionados. Que funciona mal lo saben principalmente más de un millón de víctimas y más de un millón de inculpados, correspondientes a las causas que están pendientes de tramitación. Por supuesto que los hay (en la política y en la justicia) a los que esto les importa un pimiento, pero esta es la realidad. Y ante esa realidad hay que reaccionar de alguna manera. Los fiscales y jueces conservadores creen que esto es un problema de medios; lo mismo que el PP (aunque yo creo que el PP estaria dispuesto a creer lo que crean APM y AF). Pero aunque fuera así, los medios necesarios para responder a esa crisis obligarían -para aumentar las plantillas- a modificar los sistemas de acceso en las Carreras Judicial y Fiscal, a lo que tampoco están de acuerdo. En mi opinión, se trata de algo todavía mucho más grave, es un problema endémico de nuestra Justicia. Hace falta darle la vuelta al sistema, darle la vuelta a ciertos principios procesales, y empezar a pensar un poco en la efectividad del sistema. Por ejemplo, es necesario incorporar el principio de oportunidad en el ejercicio de la acción penal entre otras muchas cosas. Que nadie crea que en los lugares donde eso ocurre -que son muchos- es porque esa solución es ideal. No. Solo es necesaria. Leo que en Málaga hay ahora más de 17.000 asuntos pendientes de ejecución. ¿No le da vergüenza a nadie? Esas cosas son las que son realmente inadmisibles, y hay que establecer un sistema que impida que haya en lugar alguno del iter procesal un cuello de botella que lo atasque todo, y hay que pensar además en el sistema procesal en su conjunto.

1 comentario:

maria jesus moya dijo...

No es sólo una cuestión de falta de medios, que indudablemente son escasos , sino de algo más profundo.
Es necesario abordar una reforma global del sistema de justicia que aborde los problemas presentes y los cambios que se avecinan en el contexto del espacio común de justicia; que tenga en cuenta nuestras tradiciones, los problemas endémicos que la aquejan y los nuevos vientos que soplan en la Unión para de verdad fortalecer el sistema para que sea garantía eficaz de los derechos de los ciudadanos
Lo malo es que sólo se discute sobre reformas coyunturales, cuando hace falta una reforma estructural y creo que ninguno de los dos partidos políticos está de verdad decidido a abordar el tema en serio. Creo que la razón para ello es muy clara, en mi opinión se está consumando paso a paso el rapto de la justicia, cada vez más se concibe ésta como una estructura instrumental al servicio de la maquinaria de los do partidos políticos, cuando debe ser una estructura con unos fines propios. En mi opinión a causa de esta esquizofrenia el sistema de juticia no funciona adecuadamente