viernes, 22 de octubre de 2010

RICARDO ALONSO GARCIA

Es un tipo de altura media, pero su presencia no pasa inadvertida. Hace unos años asistí a un master en derecho comunitario dirigido por él (que no pasaba entonces de los 35 años), y sin cortarse un pelo invitó a dos magistrados del Supremo que hablaban al fondo de la clase a tomarse un café fuera..., y fuera se fueron. Se trata del mayor experto en temas jurídicos de derecho comunitario que hay en España, en mi opinión, y su obra merece ser atendida ahora por los penalistas. Pensemos que el Tratado de Lisboa ha acabado con el tercer pilar comunitario en temas de cooperación policial y judicial en materia penal -las decisiones se tomarán en la mayor parte de los casos por mayoría de los estados, vinculando a los que se opongan-, y que ahora la producción legislativa tambien en el area penal va a vincular a los legisladores de nuestro país (como por ejemplo, podemos ver en la última reforma del Código Penal). Hoy le he visto en la Universidad, hemos hablado un rato y el tipo está en forma. Me alegro por él.

1 comentario:

Una jurista dijo...

Ay, la imprudencia de la "juventud". Lo cierto es que en mis clases de fin de semana, tengo alumnos de esos con el colmillo retorcido a patadas (con perdón), pero a menos que haya una falta de respeto grave, lo de invitar a alguien a irse a tomar un café fuera, "sólo" por hablar...en fin. Bolonia impone un cambio a la hora de la docencia de manera muy profunda orientada más hacia el alumno y menos hacia el Profesor/a. Las faltas de respeto no van incluidas, claro ;). En todo caso, enhorabuena a ese colega por su producción científica. Sé lo complicado que es. Mañana sábado, me toca dar clase de 10 de la mañana a 3 de la tarde en la Universidad así que buen fin de semana a todos/as.