sábado, 23 de octubre de 2010

HORROR

Yo ya sabía del horror de la guerra; he visto criminales de guerra, sentados en el banquillo y autores de los crímenes más horrendos, que antes de la misma eran honrados y hasta ejemplares ciudadanos. Pero reconozco que las noticias que ahora leo sobre los abusos en Irak cometidos por todas las partes y singularmente por los aliados, me escandalizan. Asesinatos, torturas, encubrimientos, destrucción de propiedades, violaciones... Estoy avergonzado por lo ocurrido, y también por el silencio que no se ha roto sino ahora a través de wikilleaks. ¿Cual es el límite de degradación al que podemos llegar?

1 comentario:

maria jesus moya dijo...

El diario El Pais publica hoy una interesante entrevista con Julian Assange, el enigmático lider de Wikileaks

Me ha hecho reflexionar