viernes, 8 de octubre de 2010

PRESOS EN ESPAÑA

Fruto de la incontenible tentación de nuestra clase política por endurecer el Código Penal por razones coyunturales (recordemos que desde 1995 van más de 20 reformas de calado, la mayor parte de ellas con la finalidad de endurecerlo) y de un proceso penal decimonónico, resulta que hoy hay en nuestras cárceles más de 75.000 presos, aunque la noticia hoy es que ha bajado ligeramente su número este año. De todas maneras, en esto, como en el tema del paro, ostentamos el record europeo. Con una mentalidad tradicional podríamos decir que bueno, lo que haga falta si se quiebra la ley. Pero hoy las cosas no son así. Los costes de las prisiones son tremendos; la cárcel, la privación de libertad ha de ser el último recurso, no el primero; y para ello hace falta gastar dinero en alternativas a la prisión. Además, aunque las condiciones en las prisiones mejoran, lo cierto es que no hay trabajo dentro, ni incentivos para que lo haya en la mayor parte de los casos. De manera que la reinserción se hace más difícil y las probabilidades de recaída son mayores. Todo esto es tan chapucero que hasta aburre comentarlo.

No hay comentarios: