domingo, 19 de enero de 2014

ADIÓS, por María Jesús Moya

¡Qué vienen  las elecciones!
¡Adiós! os decimos todos.
¡Adiós! con el pañuelito
En vos yo ya no confío
porque la Justicia ha dicho:
lo de Frago no fue lícito
Y es sabido que actuasteis
en secreto y  al unísono.
Ahora es tarde, ese día,
deberíais  haber partido.
El pueblo no debería 
pagar  por el estropicio.
Si el GRECO supiera esto,
¡al cielo el grito habría ido!
Y ahora …
que el silencio, que el olvido,
que diré que ¡yo no he sido!
¿Creéis que ese es buen cobijo?.
Y mientras, el tiempo pasa 
Y el reingreso no ha ocurrido.
Que ya lo pagará el pueblo
por la crisis deprimido.
A mi servicio me debo.
No  os confiaré mi destino.
Quien  hace un cesto hace ciento
Quiero trabajar tranquilo,
que podéis arrodillarme
quitando el pan a mis hijos.
¡Adiós! os decimos todos.

 ¡Adiós! con el pañuelito.


María Jesús Moya Martínez (Fiscal  no poeta)

Votaré por Frago, votaré a la APIF para que no me pase lo mismo.

10 comentarios:

maria jesus moya dijo...

Reitero mi agradecimiento a gente como Susana Grifo y demás miembros activos de Facebook. Pero es innegable que un dirigente de la ejecutiva de UPF fue el instructor del expediente, y que todos los miembros del CF, AF y UPF obedecieron a la jerarquía y votaron injustamente contra un tricherista.
Insisto en que se debería exigir un funcionamiento interno democrático de las asociaciones, porque en las bases de todas ellas hay buena gente. Que también habría que mdoficiar el régimen de funcionamiento del CF,no sólo para eliminar el secreto antidemocrático de sus decisiones, sino también para inmunizar a sus componentes frente a la jeraquía del Fiscal General de turno. El hecho que por orden del Fiscal General se pueda declarar secreto un asunto, desnaturaliza el CF que es debe ser un contrapeso del Fiscalía General para evitar abusos. Se debería garantizar a los vocales la libertad para opinar sin imposiciones jerárquicas. Tenemos listas abiertas y no se aprovecha las posiblidades de pluralismo que se ofrecen
Y todo el mundo debe votar en conciencia y con sentido crítico , yo misma, aunque os he manifestado mi apoyo a la APIF, ya bien sabeis que nunca perderé mi sentido crítico constructivo

Anónimo dijo...

Bonito

Evenezer dijo...


¿ De quien depende el reingreso del fiscal Sr.Frago ?.
Bueno, fiscal( que no poeta) Sra Moya, vote a quien se le antoje, pero no olvide " que de noche madrugan mucho los arrieros". Ya veremos .

Salvador Viada dijo...

Evenezer, dependia del Ministerio de Justicia, que no se atrevio a ejecutar (se ve que no tenian practica en estos casos). Ahora parece que la Sala puede ordenar la ejecución a instancias del interesado.

En cuanto a los arrieros, ya vera usted, yo tengo clarisimo que si hay cambios la Fiscalía va a funcionar mucho mejor, porque al haber publicidad se van a acabar todo tipo de arbitrariedades: estas cosas se hacen protegidos por el secreto. Saludos

Anónimo dijo...

A vueltas con Frago .En el régimen disciplinario de los Fiscales son los órganos presuntamente agraviados por el desobediente quienes deciden la iniciación del expediente, lo tramitan y concluyen.

Metidos en harina ¡suerte a los que pretenden representar a la Carrera Fiscal en las proximas elecciones!

El Consejo Fiscal no gobierna la Carrera, es un organo de asistencia al FGE y actualmente ante las propuestas de ascensos y nombramientos discrecionales que ejerce el FGE su opinion o informe mayoritario no tiene fuerza alguna ante aquel gracias a la enmienda (bermejo)de UPF.

El único cargo no discrecional con poderes de dirección es el de Teniente Fiscal de Fiscalía Provincial, que se proveerá mediante concurso entre funcionarios de la categoría, atendiendo al mejor puesto escalafonal (art. 36.5 EOMF).

maria Jesús moya dijo...

Evenezer yo por supuesto votaré a quien yo quiera. No se lo que significa lo de los arrieros
Tampoco se quien es usted que se oculta bajo un nickname. Yo doy mi nombre y mis apellidos porque hsy otro refran que dice que no hay cobarde honesto. Aunque por supuesto respeto su derecho a la intimidad

Salvador Viada dijo...

Por supuesto que en el régimen disciplinario de los fiscales intervienen órganos diferentes de los agraviados, básicamente, la Inspección y el Consejo Fiscal.

Y por supuesto que el Consejo Fiscal incide en el Gobierno de la Carerra: sino fuera así, anda que se iban a preocupar de ello quienes la gobiernan...

Salvador Viada dijo...

Evenezer, siento poner en su conocimiento, y en el del anónimo que fustiga a la fiscal y a la APIF, que las cosas están demasiado calientes para permitir más comentarios anónimos. Su comentario, Evenezer, hubiera sido crítico pero perfectamente aceptable; el suyo anónimo, no. Lo siento, pero algunos anónimos, a la vista de que las elecciones al Consejo Fiscal están convocadas, han decidido endurecer su discurso, que en casos son burlas y en otros ofensas incluso personales. Como cabe la sospecha de que estos comentaristas actúan solo por razones de dañar y no de debatir, me he visto en la obligación de exigir a todos quienes quieran opinar o incluso ponerme a caldo, que se identifiquen, con su nombre o apellidos y en caso de ser fiscal, su destino. Lo siento.

Salvador Viada dijo...

No insista, anónimo. Pregunte lo que quiera, pero identifíquese. No es tan difícil. Un saludo

Salvador Viada dijo...

Evenezer, más lo siento yo. Mire, he recibido hoy más de 20 mensajes ofensivos. No los suyos, claro. Obviamente esto no es casualidad, sino que obedece al propósito de sabotear la página. Aquí, desde hace mucho tiempo se ha permitido cualquier opinión, durante los primeros años, sin necesidad de autorización. Pero es que veo que hay gente que esta página no le gusta, o no le gusto yo, lo cual acepto sin problemas. Pero es que además, a algunos les encanta ofenderme a mi, a mi asociación, incluso a mi mujer, desde el anonimato. Bueno, si son unos pocos mensajes, los paro y vale. Pero cuando tengo que estar todo el día leyendo ordinarieces anónimas (insisto, nada que ver con usted), pues hay que parar. Lo siento mucho porque me lo pasaba bien con los comentarios. Pero no me dejan otra salida.