domingo, 19 de enero de 2014

OPOSICIONES A LA CARRERA FISCAL, por Uxía de Andrés y Álvaro Gimeno

Corren malos tiempos para los opositores a la carrera fiscal: a la ya de por sí dureza de la oposición, se han añadido una serie de dificultades adicionales.
Tras la congelación sufrida en el año 2012, la incertidumbre sobre el número de plazas y sobre si la oposición va a ser convocada o no, supone un estrés añadido y una imposibilidad de planificación tanto académica como en la propia vida personal. A esto hay que sumar que la supresión de las becas para la preparación de oposiciones y la situación de desempleo de algunos progenitores de los que el opositor depende, ha forzado que mucha gente tenga que o bien dejar la oposición o bien combinarla con un trabajo. Todo ello en una situación de modificaciones legislativas constantes.
De las más de 350 plazas anuales convocadas para ambas carreras entre los años 2009 a 2011, se ha pasado a la ausencia de convocatoria en 2012, 50 plazas en 2013 y 100 previstas para el presente año, que aún no han sido convocadas, siendo  fruto de la negociación parlamentaria, dado que el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado partía, un año más, con una cifra de 50, sumiendo a los opositores, por tercer año ya, en la más absoluta incertidumbre, dándose el caso de haber más opositores aprobados que plazas en la última convocatoria.
La convocatoria a las carreras judicial y fiscal, como poder del Estado, no puede quedar sujeta a tasas de reposición del 10% ni depender de criterios políticos, por lo que consideramos que es necesario la consecución de forma urgente de un Pacto de Estado en materia de Justicia que garantice un número mínimo de plazas, atendiéndose al número total de jubilaciones y composición de la planta respecto a la media europea, durante, al menos una legislatura, pese a todo ello, los opositores seguiremos luchando día a día por conseguir nuestro sueño, porque la defensa de la legalidad bien lo merece.

Uxía de Andrés y Álvaro Gimeno
Portavoces de la Plataforma de opositores a jueces, fiscales y secretarios judiciales.

https://www.facebook.com/groups/216616651775940/

3 comentarios:

Salvador Viada dijo...

Recuerdo la oposición como una época muy difícil de mi vida. Estudiando hasta la extenuación, desde la cuarta vuelta al programa los temas me resultaban aburridos, me alejé de muchos amigos de la época(afortunadamente los recuperé luego), y vivía sumido en la incertidumbre. Pero tenía una seguridad: el año que viene habría oposiciones; y el otro, y el otro. Estoy de acuerdo por completo con los jóvenes opositores, futuros jueces y fiscales, en que las condiciones de ahora para la preparación no alimentan algo que es necesario: la confianza. Y estoy de acuerdo en que esto habría que arreglarlo de alguna manera. Las necesidades de jueces y fiscales para los próximos años pueden preverse facilmente. Puede calcularse un incremento también en las plazas durante los próximos cinco o seis años (gotas de agua en el presupuesto). Y puede también hacerse un estudio para prorratear necesidades y convocatorias. Se hace daño gratuito a quien quiere dedicar de su vida al servicio de la Justicia, simplemente por no pensar.
Autores del artículo: les animo a estudiar, a no perder demasiado tiempo en luchar contra la administración, pero si a no callarse, a mantener la cabeza alta y a actuar juntos. Y mucha suerte.

Uxía de Andrés dijo...

Muchísimas gracias por sus palabras. Esperemos que nuestro esfuerzo tenga recompensa tanto en el aprobado como en mejorar las condiciones de los opositores y la administración de justicia. Un saludo afectuoso.

Opositor dijo...

Muchas gracias Salvador por hacerse eco de nuestras reivindicaciones y por el ánimo. Le deseo suerte para que pueda contribuir a cambiar las cosas.

Y gracias a Uxía y Álvaro por poner la cara y darnos voz.