miércoles, 15 de enero de 2014

MUCHOS JEFES Y POCOS INDIOS… 5 AÑOS DESPUES, por Susana Gisbert

Hace poco tiempo, alguien me recordaba un artículo que publiqué en la web de UPF hace más de cinco años (concretamente, en Abril de 2008). Y, como la memoria es flaca, y con los años más, tiré de hemeroteca y conseguí encontrarlo. Y al leerlo, me encuentro con la sensación de que podía haberlo escrito ayer mismo, y todo lo dicho tendría actualidad. Lo cual dice muy poco de nuestra carrera y de quienes rigen sus designios.
         Aun a riesgo de parecer pedante, me ha venido a la cabeza la famosa frase de Fray Luis de León “Decíamos ayer...” (juzgad por vosotros mismos: aquí dejo el enlace) porque efectivamente, los problemas apenas apuntados recién reformado el Estatuto Orgánico, son hoy exactamente los mismos, o mayores incluso. Con la excepción, quizás, de que esa subespecie a la que me refería entonces, los “fiscales de a pie” han sido rebautizados vía Foro de Fiscales como “trincheristas”.
Pero, por lo demás, la vida sigue igual, como dice la canción. Nos encontrábamos en esa época con los problemas que suscitaba la supuesta creación de cada vez más plazas especializadas, lo que en realidad era una no-creación, porque se trataba, ni más ni menos, que de inventar una especialidad con su consiguiente jefe, decano, delegado, coordinador, o lo que sea, pero sin aumentar el número de fiscales, con lo cual se ha de detraer la plaza en cuestión de la plantilla de los fiscales de a pie, o trincheristas, como más guste.
¿Ha cambiado algo? Pues nada de nada. Siguen existiendo, que yo sepa, decanos, delegados, coordinadores y enlaces, además de jefes y tenientes superiores y provinciales, y jefes de fiscalías de área. Para acabar de redondear el pastel, hay coordinadores que coordinan y que no coordinan (la llamada categoría administrativa de coordinador), que visan y que no visan, hay decanos de materias específicas y decanos que no la tienen, decanos de secciones territoriales que han de actuar como mini jefes, cuya diferencia con los jefes de la Fiscalías de área es inexistente, hay decanos con exención de otras funciones y sin ellas, y hay delegados de fiscalías especiales con sede en las Fiscalías provinciales, que luego actúan en las Fiscalías superiores y, entre éstos, hay temporales y definitivos, con y sin exención. Y, para rizar el rizo, hay secciones especiales y especializadas, que no es lo mismo.
Es decir, que el panorama descrito en 2008 es exactamente el mismo con el añadido de la creación de los decanatos, que añadió un escalón más en esta caótica no-estructura. Los conflictos entre quién hace o no hace un juicio de una materia concreta, con qué criterio se determina, cómo se resulven las yuxtaposiciones entre secciones materiales y procesales o de distintas competencia y hasta quién debe visar siguen sin existir. Y la materia a la que los fiscales se dedican en mayor medida, dicho sea en términos estrictamente cuantitativos, esto es, el Derecho Penal de toda la vida, sigue quedando como algo residual aunque sea la mayor parte de nuestro trabajo. Y surgen las discusiones si esos directores (tengan el nombre que tengan) han de ir a otro sitio porque no hay nadie más libre, o cuando los no directores se encuentran que les coincide su guardia, o sus juicios, con un juicio de la especialidad a la que pertenece, voluntaria o forzosamente. Y, habida cuenta la eliminación de los sustitutos, que venían como mano de santo en estos casos, la cosa se pone todavía peor.
¿Y alguien ha hecho algo? ¿Y se ha concretado alguna cosa vía legal o reglamentaria? Pues no. Seguimos en la misma. Y cada vez más fiscalías de sala de materias concretas, que conllevan la no-creación de secciones y jefes en cada fiscalía. Y además, dado el tamaño de algunas Fiscalías, algunos fiscales ostentan más título de este tipo que la Duquesa de Alba.
Y encima, hay que añadir a todo esto las reuniones anuales de delegados -o lo que sean- de cada materia, que están muy bien para unificar criterios, pero en la práctica suponen un viaje más de alguien cuyos servicios han de ser cubiertos. Y que, además, en algunos casos, son el único curso de esa materia que existe, con lo cual los mismos delegados acuden un año tras otro mientras el resto de fiscales que se dedican a ello no tienen posibilidad de intercambio de ideas ni de engrosar su currículum.
Así que, pensemos lo que ha cambiado el mundo en casi seis años. Nuevas tecnologías, móviles de multitud de prestaciones, redes sociales… Y lo que ha cambiado la carrera fiscal. O mejor, lo que no ha cambiado. El famoso Libro Blanco ya ha amarilleado y aquí seguimos como siempre. Más de lo mismo.


SUSANA GISBERT

FISCAL (Fiscalía Provincial de Valencia)

10 comentarios:

CR dijo...

Susana: No puedo estar más de acuerdo contigo. Suscribo una tras otra tus palabras. !Que maravilla coincidir en el diagnóstico!. A veces uno piensa que estña casi solo y que ha perdido la sesera...porque a muchísima gente, ésto de las "supuestas" especializaciones y los infinitos cargos, carguitos y cargetes intermedios les parece el no va más...
En fin, mi enhorabuena y un saludo

Jose Caballero dijo...

Se me ha escapado la firma. Soy José Mª Caballero

Anónimo dijo...

Constantemente quejándose. Nada es nunca satisfacción o lo suficientemente bueno.
Hay que tener optimismo ante la adversidad para que asi las cosas cambien.

Anónimo dijo...

La cuestión es sobre todo lo que los especialistas , decanos , coordinadores y demás avis .. salen a costa de la mengüe plantilla de Fiscales , que ahora ademas se ve agravado por el cese de sustitutos , lo que por supuesto solo afecta a las trincheras.
Te leí el articulo hace ¿esos años? , ya ! y me parece que efectivamente todo sigue PEOR. El sistema digamos ,tranversal de la Fiscalia se muestra ineficaz , y a las pruebas me remito : casos recientes que hubieran llegado a igual puerto con el sistema de todos para todo .
Se han creado rimbombantes especialidades sin medios, sin preparación técnica - aprendes por el paso del tiempo- , se ha privado a la jurisdicción penal ordinaria de muchos fiscales y se ha desmotivado al fiscal ordinario . Con ese nombre nadie quiere dedicarse al penal ordinario:)). Vas a un curso y la pregunta ¿ que especialidad llevas? y si no llevas ninguna , tengo la experiencia , te miran como si fueras un paria . Lo mismo que si dices que eres de Ejecutorias ,puaj... mola ser de Económicos´, Drogas y quizá de contencioso si tienes las miras muy altas , y si gusta viajar Cooperación Internacional, la mejor.
A costa de esos caprichos , se han triplicado los mandos , mandos de alfombra roja y medio mandos , que tiene en común que no asumen responsabilidades ni aun en casos relevantes . Los de alfombra roja recaban datos , estadísticas ( ojo motivo de expulsion) emitir circulares , correcciones de esas circulares ..- función esta avocada al a Secretaria T , cuya plantilla no deja de crecer ) , vigilar e incoar expedientes a los fiscales, de a pie , por supuesto , saltándose a todos los medios-mandos cayendo directamente sobre el fiscal de a pie ; y acudir a las tomas de posesión de fortuny :) donde nuevamente coinciden con los medios- mandos en amigable merendola , jua jua jua
Fiscalizar , perseguir a los fiscales . Así no se especializa la gente, asi solo se genera miedo; de ahí a la tiranía, un paso. No creo, no, que las cosas estén igual , ojalá .

Anónimo dijo...

Optimismo... y, que tal ¿un carguete de esos?

Anónimo dijo...

Me ronda una pregunta. Yo, en mi actual destino, tengo el ¿gusto? de conocer a uno de los candidatos para el Consejo, que va por la AF. Se jacta de que para él urbanismo y medioambiente es la BBC (bodas, banquetes y comuniones), esto es, ir a charlas, ponencias, hacer algunas informativas, pero luego las previas las lleva el que le toca y estando en su misma fiscalía y en vez de llevarlas el "especialista" me las tengo que tragar yo, que ni me dan prioridad para ir a cursos, ni tengo la "especialidad". ¿Para qué esas especialidades si luego no asumen los especialistas todo el trabajo de principio a fin?

Anónimo dijo...

Anónimo de las 18:43 mejor sin un carguete de esos.

Anónimo dijo...

Una pregunta inocente: alguno de los q critican esos cargos los han pedido alguna vez? En muchas fiscalías es un trabajo a mayores, tu juzgado y la especialidad, tu trabajo y ejercer de decano, tu trabajo y coordinar

Juan Antonio Frago Amada dijo...

Al anónimo anterior, yo sí que pedí una, concretamente la de cibercriminalidad y lo hice el 24-X-2011, aportando un c.v. con artículos, premios y libros leídos sobre la materia; c.v. que fue presentado por registro. Al día siguiente me vino un funcionario a traer una nota de la Fiscal Jefe del otro edificio diciendo que no había entregado una estadística de juicios de faltas y ahí es cuando empezó la avalancha.

La Delegación se la dieron a otro compañero con unos cuantos años más de antigüedad, delegado también de económicos y muy pero que muy bien formado, con lo que la especialidad está en muy buenas manos. Lo único que lamento es que se sacase una oferta pública y no hubiera contestación escrita para los descartados exponiendo la motivación aunque, insisto, en este concreto caso la elección fue muy buena.

Respecto al anónimo de las 18:54 de ayer ¿trabajas en una fiscalía donde yo lo hice antes? Es que me suena barbaridad todo lo que dices.

Concluyendo, cuando la gente dice por aquí que no se presenta a las cosas porque ya están dadas los comprendo perfectamente. Salvador ya ha escrito sobre el caso de la jefatura de Barcelona donde felicitaron a la agraciada delante de él antes de exponer su programa. Y cada uno puede opinar si es muy normal pedir algo en octubre y que te vengan con que no has realizado una estadística de faltas de pueblos desde ENERO y de la que ningún otro compañero tenía conocimiento.

Anónimo dijo...

Anónimo trasnochador de las 0:26 , yo sí llevo especialidad y mi juzgado - todo eso es MI trabajo , pero es cierto que no me coordino más que a mi mismo y no sé lo que se siente.

En la especialidad de a pie te la colocan , te la curras en tus ratos libres, te ilustras a tu coste -si quieres un libro de la materia- y pasado un tiempo en que por fin has adquirido conocimientos de cuasi-especialista ,que te mueves cual pez en el agua , parece que te vuelves incómodo y si no te has dedicado a estar en la foto te "cambias/an" de especialidad . Y vuelta a empezar, a pelo y con inversión de tiempo y dinero propio , si te quedan ganas y fuerzas porque , dato: eso pasa con 60 años biológicos.
Es cierto según que Fiscalías y qué cargo , y qué coordinador , el trabajo puede ser ingente , porque entre nosotros hay seres responsables - faltaba más, gracias a ello esto sigue en pie - , pero eso es minoría .
En otros muchos casos la especialidad "bien llevada" es la BBC, estás ahí, pendiente de la alfombra roja, del canapé y si encima sales en la foto!!! quién sabe dónde te pueden llevar los incendios o las alcoholemias...
Seamos francos , ¿quien pide ser decano o coordinador por el ansia de trabajar más y no por quitarse de hacer otros trabajos sucios?