sábado, 18 de enero de 2014

DESPOLITIZACIÓN Y AF

La Fiscalía hoy está hegemónicamente dominada por la Asociación de Fiscales.  El FGE, lider histórico de la AF que fue elegido por el PP cuando comenzó la legislatura, ha preferido elegir o recomendar cuando ha podido a miembros de su antigua asociación, preferentemente de su ejecutiva, para ocupar puestos de responsabilidad.  Así, el miembro nacional de Eurojust o el Director del CEJ o un vocal reserva del CGPJ, pertenecientes todos a la anterior ejecutiva de la AF fueron patrocinados por el FGE ante el Gobierno o el PP.   La jefatura de la Carrera (incluído el Teniente Fiscal del Tribunal Supremo, elegido también por el FGE) pertenece a la AF.   La mayoría de los vocales elegidos en el Consejo Fiscal por la Carrera son de la AF (6 electos a los que sumar algún institucional).   Las jefaturas principales de España, salvo alguna que se escapa o que no ha dado tiempo a renovar, están a cargo de militantes de la AF, así como Tenientías, TSJs, delegados, especialistas...  Un dominio como nunca ha tenido la AF, ni por supuesto la UPF en la Carrera Fiscal.    Ese poder, como decía el tío de Peter Parker, conlleva una gran responsabilidad.   De hecho, la mayor parte de la responsabilidad.   Porque esa situación de poder  la han acumulado imponiendo su criterio de favorecer a sus asociados a costa del resto, integrando ese hecho gran parte de los "logros" de esa asociación en estos cuatro años.   Y los resultados de esa gestión están hoy ahí.    ¿Se ha perpetrado algún atropello contra algún compañero en el terreno disciplinario en estos tiempos?  La responsabilidad es de la AF, que debería haber luchado para que no ocurriera: ellos lo saben, claro.  Ni una palabrita de rechazo a lo ocurrido se les ha oído.  ¿Ha sucumbido la Fiscalía ante la pretensión del Ministerio de Justicia de suprimir los sustitutos sin ampliar plantillas?  La responsabilidad de la falta de lucha o de resistencia es más de la AF que de nadie porque nadie domina como ellos en el Consejo Fiscal para poder poner pie en pared ante ese desafuero.   Aparte de mantenerse al margen tanto de la Carta de los 200 como de la única huelga que contra los atropellos del Ministerio de Justicia secundaron otras asociaciones de fiscales y muchos compañeros.  ¿Están los fiscales mejor o peor profesionalmente que hace cuatro años?  Creo que es claro que peor, y hace cuatro años ya estábamos mal.   Pues aquí con la UPF, comparten también ahí responsabilidad.     Si los jefes elegidos por la AF (apoyando a su antiguo líder) responden o no, si suben o no el nivel de lo que había, si son correctos y solidarios con los compañeros o no, es responsabilidad suya.   Y si la Fiscalía está politizada, en contra de uno de los postulados nominales de la asociación a lo largo de los años, es culpa, sin duda alguna de la AF.   Porque no se puede  politizar algo que ellos controlan, sin ellos.    El mensaje del GRECO es un reproche que se les hace directamente.    Ojalá se den por aludidos y reflexionen.

9 comentarios:

Almazán dijo...

No estoy asociado, pero en las últimas elecciones al Consejo Fiscal voté, en bloque, la candidatura de la Asociación de Fiscales.
Creí ingenuamente en la honradez de sus palabras, en la rectitud de sus intenciones.
¡Qué enorme decepción!
Una vez sentados en el Consejo, con una amplísima mayoría y presididos por su carismático líder, han logrado lo que parecía imposible: superar en iniquidad y sectarismo a sus predecesores.

Anónimo dijo...

Desde hace tiempo y, muy especialmente, en los últimos años, el Consejo Fiscal ha trabajado por despojar a los Fiscales de sus derechos profesionales, al tiempo que facilitaba la permeabilidad del Ministerio Fiscal a presiones externas de todo tipo.
Me explico:
Los Fiscales, como cualquier otro funcionario público, tenemos -entre otros- el derecho a la carrera profesional, reconocido en los arts. 103.3 CE, arts. 14.c)y 16 Estatuto Básico del Empleado Público, y ahora reclamado por el informe GRECO.
El derecho a la carrera profesional, según los principios de igualdad, mérito y capacidad, tiene una evidente dimensión individual, pero también otra estructural, colectiva, pues la existencia de criterios objetivos de promoción profesional es una de las técnicas más efectivas para garantizar la imparcialidad de los funcionarios, no creo necesario explicar por qué.
A lo mejor, precisamente, es esto lo que desde el Consejo se ha tratado de evitar. Que los Fiscales actuemos con imparcialidad.

Anónimo dijo...

En la anterior entrada olvidé citar, entre las fuentes, la Recomendación (2000)19 del Consejo de Europa a los Estados miembros sobre el papel del Ministerio Fiscal en el sistema de Justicia Penal que, en el apartado dedicado a las garantías reconocidas al Ministerio Fiscal para el ejercicio de sus funciones, señala:
"5. Los Estados adoptarán medidas encaminadas a que:
(...)
b)el desarrollo de la carrera, ascensos y movilidad de los miembros del Ministerio Fiscal se funden en criterios conocidos y objetivos, tales como competencia y experiencia".
¿España ha seguido esta Recomendación? ¿El Consejo Fiscal se ha ajustado a ella?

Evenezer dijo...


Sres Fiscales : Olviden , por el momento, que haya cambios en el proceso penal español y que entre ellos que la instrucción penal se encomiende al fiscal, dado el predominio de la AF desde la cúpula del MF.
Ceterum censeo , que el fiscal debe instruir. El juez según la Constitución tiene como función juzgar y ejecutar lo juzgado. Lo contrario no lo veo muy constitucional.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Salvador Viada dijo...

Anónimo ultimo, tu comentario critico es bien recibido si lo firmas. Desde el anonimato no me parecen bien las referencias a una persona querida por mi. Saludos

Anónimo dijo...

El 6 DE FEBRERO nos vamos a encontrar en una situación similar a la que se encontró Peter Parker cuando estaba decidiendo como usar sus poderes-son las elecciones al Consejo Fiscal, -órgano asesor de la Fiscalía General del Estado, que en la actualidad cuenta con seis vocales de la Asociación de Fiscales (AF) y tres de la Unión Progresista de Fiscales (UPF).

Además de los nueve miembros elegibles, el Consejo Fiscal está integrado por el fiscal general del Estado, que lo preside; el teniente fiscal del Tribunal Supremo y el fiscal inspector jefe, quienes forman parte del órgano como miembros natos.

¿cómo quieren (unos pocos) que las cosas cambien de verdad si se va a seguir eligiendo igual?! AP y UPF per secula seculorum.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 14:06 PUES VAYA RECOMENDACION (2000)19 del Consejo de Europa a los Estados miembros ..... "desarrollo de la carrera, ascensos y movilidad de los miembros del Ministerio Fiscal se funden en criterios conocidos y objetivos, tales como competencia y experiencia"

Todos sus miembros son competentes,y la experiencia se gana a fuerza de cumplir años.



Anónimo dijo...

Señoras y Señores Fiscales,pocos queréis ser útiles como esos abuelos (escalafon puro y duro) que no os gustan, a los que les sobra dignidad y coraje; virtudes que, sin duda, se echan en falta a los que quieren ser importantes ( trepas ).