jueves, 25 de junio de 2009

IMPARCIALIDAD OBJETIVA

Leo hoy una noticia en la que, no sin cierta mala uva, se relata el curriculum profesional (incluída su vocalía en el CGPJ por el PP) del instructor designado en el Tribunal Supremo para el caso que afecta al Tesorero de ese mismo partido. El problema de nuestro sistema judicial en sus más altas instancias es que si se quiere encontrar un Juez que no haya sido nombrado a instancias del PP o del PSOE (y a veces con la oposición patente del otro partido), la cosa está dificil. La noticia puede parecer una anomalía del sistema; en realidad, y desde mi modesto punto de vista, lo anómalo es el sistema.

7 comentarios:

fiscalillo dijo...

la mala fe dle artículo es clara cuando se critica que lleve 25 años sin instruir, cualquier caso de aforado oocurrirá eso. es de destacr cuando dice que tendrá que recuperar sus conocimientos procesales.el haber sido vocal del CGPJ no te inhabilita para toda tu vida.

¿cuanto lleva sin instruir el de la prevaricación de Garzón?, ¿pertenece a alguna asociación?.

Ni uno es malo ni el otro es bueno, ambos serán buenos o malos según cómo acuten, si es conforme a derecho serán buenos, si no fuera así realmente penosos

LUPO dijo...

Hay Peña que yo no se si se caen del guindo todos los días o le han cogido el gusto a esto de tomarnos el pelo, porqué ¿cuando ha sido la última vez que han pisado, si es que lo han hecho alguna vez, un Juzgado de Instrucción de Pueblo o una Fiscalía todo ese "personal" que legisla, opina, o dirige nuestra Administración de Justicia?... pues eso, que los que pueden no saben y los que saben o no pueden o, lo que es peor, no les dejan.

Salvador Viada dijo...

Fiscalillo, estarás de acuerdo conmigo que en el terreno de los principios, el ideal desde la imparcialidad objetiva, sería que quien va a juzgar a alguien de un partido político (a alguien además con quien el partido puede tener intereses muy próximos), no fuera ni afín ni hostil a ese partido. No estoy de acuerdo con tu mensaje en el sentido de que parece que crees que lo único importante es "cómo actúen". No. Eso es importante, pero no lo único. El haber sido vocal, director general, ministro, o cualquier otro cargo que implique máxima confianza, coloca a esos jueces o fiscales en una posición extraña. Imagina que el instructor de la causa contra el PP fuera, por ejemplo, Mariano Fernandez Bermejo. ¿Te parecería razonable?

Anónimo dijo...

Es importante ser imparcial y además parecerlo. El sistema, como lo llama Salvador, hace posible que la equidistancia de un Juez pueda estar en cuestión inmediatamente, tan solo con "tirar" de su curriculum y ver quienes le propusieron para tal o cual cargo. Sin embargo, no conviene simplificar: sería una ingenuidad pretender que los jueces no tengan ideología, obviamente la tienen como cualquiera; sin embargo, a la hora de hacer su trabajo, deben ser imparciales y técnicamente competentes... Para la mayoría de nosotros no es un problema investigar los presuntos delitos de politicos pertenencientes a un partido al que hemos votado una vez... quien no sea capaz de hacerlo, tal vez deba reconsiderar si está en el oficio adecuado. Además, tal y como está el patio, parece claro que manzanas podridas ha habido y habrá en todos los cestos, así que el compromiso con la legalidad y la imparcialidad, además de obligado, es sin duda la mejor opción. Lo verdaderamente complicado es decidir a quién darle el voto cada legislatura, pero eso... es otra historia.

Vaya calor que hace.

fiscalillo dijo...

Salvador, hay cargos y cargos, no es lo mismo ser ministro que es el cargo mas politico que hay que ser voca ldel CGPJ que debiera ser tecnico.
el haber sido tal cosa, o de ltal asociación no puede ser por si solo un demerito( tampoco un merito).
imagina que un día se te ofrece ser director de CEJ, es de director general pero es un cargo que puede ser muy bonito y no politico, es haber sido director no te imposibilita para ocipaurte de otros asuntos.

Salvador Viada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Salvador Viada dijo...

Lo de Vocal del Consejo no es un cargo técnico, en absoluto. De todos los jueces de España, en su día el PP eligió a 8. ¿Porqué? ¿Porque eran mejores técnicamente? No, claro. Los eligieron porque los conocían y creyeron que conducirían bien sus intereses. Y lo hicieron aunque en honor a la verdad fue un Consejo mucho menos politizado que el que cesó el verano pasado. Otros vocales, del PSOE, luego fueron ministros (Alonso por ejemplo). Gente de confianza. Esa gente sigue luego progresando (dos de los vocales salientes ahora van para el Constitucional). No se Fiscalillo. A mi me parece que esto no es, claro, blanco o negro. Pero yo creo que ahí hay un problema, con el que seguramente no se puede hacer nada salvo cambiando en profundidad el sistema de funcionamiento del CGPJ.