jueves, 4 de septiembre de 2008

LA POLEMICA SOBRE LA SANCIÓN AL JUEZ TIRADO

Leo que todos los partidos políticos se han pronunciado por una sanción ejemplar contra el Juez Rafael Tirado de Sevilla. Ese Juez, al que no tengo el gusto de conocer, seguramente será culpable de algunas cosas, y si es así me parece estupendo que responda de ellas. Pero no es culpable de otras que parece que son las que determinan la unanimidad política en reclamar su cabeza. No es el Juez Tirado culpable de que desde décadas el Parlamento, el Ministerio de Justicia y el Consejo del Poder Judicial hayan permitido que en muchísimos Juzgados de lo Penal se arrastre un atraso tremendo en la ejecución de las sentencias; no tiene el Juez Tirado la culpa de que en los Juzgados no se disponga de un sistema informático centralizado en el que salten las circunstancias e incidencias procesales que afectan a los acusados en cualquier otro Juzgado o Tribunal español; tampoco tiene la culpa de que en los Juzgados no se tenga acceso a las bases de datos de la Policía sobre el historial de detenciones de los acusados; ni de la pobre dotación de personal que tenía su Juzgado, ni de la falta de recursos para organizar la prestación del servicio de los funcionarios en horarios de tarde; ni de que las penas con que se castigaban los delitos por los que fue condenado el asesino de Mari Luz fueran tan leves. De todo eso tienen la culpa otros, y además desde hace mucho, mucho tiempo. Es un tema ligado al buen funcionamiento de la Justicia en España, y de eso tampoco tiene toda la culpa el Juez Tirado. Por eso me parece a mi que algunos de los que reclaman la cabeza del Juez deberían reflexionar honestamente si no deberían dimitir primero de sus cargos, en una justa asunción de responsabilidades.

1 comentario:

Silvia dijo...

Pues sí pero para llegar a eso hace falta como bien dices: honestidad y responsabilidad. También se olvida que fallaron los sistemas de inspección del Juzgado en cuestión. Pero todo eso es tirar muy arriba. Y... ¿ no es raro tanto consenso político?, está claro que todos están de acuerdo en que algo hay que hacer para ganar imagen pública a golpe de platillo. La imagen de la justicia está tan por los suelos que como medida política solo se les ocurre perseguir a sus miembros .

Si el un Juez- cualquiera- merece una sanción debe ser sancinado , no creo que nadie pretenda lo contrario. Extraño es , sin embargo, que en situaciones "normales" un Juez sea sea sancionado por retraso en el Juzgado . Todos conocemos casos de auténticos profesionales del expediente por retraso , que finalmente logran una vez más que el sustituto de turno les ponga el Juzgado al día, mientras ellos cobran cómodamente la baja por depresión y se dedican a su hobby favotito por unso meses . No parece que a nadie le importe que los ciudadanos soportemos esa lacra judicial (y fiscal); el que más o el que menos justifica a estos individuos, que incluso en ocasiones nos sorprenden con insospechados nombramientos.
El problema está en que esas actitudes desmoralizan al que va con la sana intención de desepeñar sus funciones con cierta dignificación para la malograda Adminstración de Justicia , que ve como la corruptela disciplinaria beneficia al más vago. Aquí se crea una categoría de personal que se deja llear por la más absoluta desidsia profesional y se contagia de la lacra.
Claro que , alguna vez , pasa algo , como lo que le paso al juez que cometas , y se declara el estado de emergencia politica. Ese algo le puede pasar tanto al profesional del retraso como al ilusionado currante, como a un infeliz contagiado. Y entonces ruedan cabezas , las de abajo siempre , currantes o jetas. Nos queda el consuelo de que si casualmene es uno de estos , nos hemos quitado un parásito , la pena es que la práctica nos demuestras que la lacra - quizá porque sabe manejar muy bien el cotarro- siempre se libra , pero no se pierde la esperanza. Y los de arriba lo tiene fácil , tal y como están los medios en Justicia siempre encontraran un fallo en el sistema.
Que por cierto , casi seis meses despues del caso Mari Luz estamos como estabamos , o peor si cabe por gracia de la huelga. Pero eso a nuestros políticos , mientras haya cabezas de jueces y fiscales que hacer rodar , no parece importarles mucho.
En fin que el problema de la Justicia es agudo y crónico , no sólo faltan ordenadores... eso se compra y punto ; lo que realmente falta no está a la venta y eso si que es un problema.