sábado, 13 de septiembre de 2008

¿S.O.S.?

Las STC 94/2008 y la 93 / 2008 , ambas de 21 de julio, resuelven sendos recursos de amparo por dilaciones indebidas en dos procedimientos abreviados contencioso administrativos.
En ambos casos los recurrentes consideraban que el plazo que había desde la providencia de señalamiento hasta el día señalado para la vista ( entre 18 y 20 meses según el caso ) , vulneraba su derecho a un proceso por dilaciones indebidas.
Lo cierto es que en uno de ellos, el que recoge la STC 94 / 08 se deniega el amparo porque si bien se está señalando a 20 meses vista , ello se debe a "problemas de organización de la agenda" no a la pasividad del órgano judicial .
Lo que más sorprende de la sentencia 94 / 08 es el recordatorio que lanza el Tribunal Constitucional tras dicha decisión que, textualmente, señala : "Conclusión ésta que, por otra parte, no es óbice para recordar la necesidad de que el Estado, dentro de las disponibilidades presupuestarias existentes en cada momento, adopte las medidas pertinentes para que los Jueces y Tribunales puedan cumplir su función jurisdiccional con la mayor prontitud posible, dado el lugar que la recta y eficaz Administración de Justicia ocupa en una sociedad democrática."
No sé , me dio la sensación de encontrar un mensaje de socorro.

2 comentarios:

Salvador Viada dijo...

Me encanta el comentario. Si, parece como si -una vez más, quien no tiene competencia para proporcionar los medios- lanzara una pulla a quien corresponda para que se ponga las pilas. De todos modos, esa sensación de impotencia de la Justicia frente a los retrasos queda plasmada (en forma de oprobioso reconocimiento, creo yo) con la institución de la atenuante de dilaciones indebidas. Porque se concibe de manera quasi objetiva cuando exista un retraso significativo en la tramitación de la causa, y puede llegar a rebajar un grado las penas en numerosas ocasiones. Parece que de esa manera, todos contentos: el acusado, ya que se le rebaja la pena, a veces de manera muy significativa; y los jueces, que de esta manera "compensan" las deficiencias del sistema. Bueno, todos no. A mi me deja una sensación de frustración cada vez que lo veo, porque una atenuante como esta debería conllevar de manera natural la investigación de la Inspección de los Tribunales y de la Fiscalía para ver qué ha pasado.

Silvia dijo...

Muy buena. Me apunto a esa idea , la copio , pego y pongo en mayúsculas:

"...UNA ATENUANTE COMO ESTA DEBERÍA CONLLEVAR DE MANERA NATURAL LA INVESTIGACIÓN DE LA INSPECCCIÓN DE LOS TRIBUNALES Y DE LA FISCALIA PARA VER QUÉ HA PASADO"

A ver si alguien encuentra la botella.