miércoles, 13 de mayo de 2009

EL DEBATE

No lo vi. Hubo una época en que me entretenían esos debates. Pero desde hace tiempo, el ver a dos tipos dándose leña durante ocho horas, pues la verdad es que me aburre bastante. Y además de eso, el tono del lider de la oposición (lo siento, no puedo evitarlo), me resulta muy desagradable. Así que prefiero leer lo que dijeron, pero al día siguiente. Por lo que leo, relativo a Justicia, Zapatero repitió -sin extenderse demasiado- lo que ya sabemos:

"Hay que liberar a la Justicia de tareas que pueden satisfacerse por otras vías; el gobierno está empeñado en un marco de acuerdo con los profesionales. El Gobierno destinará 600 millones para modernizar la justicia en los próximos tres años". Anunció la presentación de la nueva ley de enjuiciamiento criminal, "para aprovechar al máximo las capacidades de fiscales y jueces", y la regulación de los consejos territoriales.

Rajoy le respondió con menor interés aquí que en otras cosas: consideró la reforma de la administración de justicia como una "necesidad imperiosa" y dijo que "se conformaba con que el Gobierno cumpliera sus compromisos presupuestarios de 2004".

El resto del debate entre ellos nada de nada. Realmente, si de lo que se trata es de que las reformas en Justicia vengan acordadas entre dos partidos que se llevan lo bien que se dice que se trataron ayer, pues vamos dados. De todas formas, por seguir en la linea, tratemos de ser positivos: en algo tendrán que gastarse los 600 millones...

Reproduzco a continuación lo que dijo Rosa Díez sobre la Justicia en su turno de intervención al dirigirse al Presidente del Gobierno:

"Usted afirmó en el debate de investidura que era preciso “gobernar mejor el Poder Judicial”. Y por cierto que se han puesto a ello: de acuerdo con el PP han cambiado a los vocales del Consejo General del Poder Judicial. Y le han llamado “el gran pacto por la Justicia” a repartirse la tarta del poder entre los dos, dejando a CIU y al PNV que pongan las dos guindas. Y usted, Sr. Presidente, ha tenido la desfachatez de anunciar a través de los medios de comunicación a quien tenían que elegir los vocales como Presidente del máximo órgano de representación de los jueces. Y a eso le llama usted independencia. Pues yo le digo que eso es una vergüenza. O sea, que tampoco hemos avanzado hacia una Justicia independiente como usted nos prometió, sino todo lo contrario."

2 comentarios:

Una jurista dijo...

Lo que me molesta son los argumentos cansinos del Gobierno, que es al que le toca decidir en este momento, seamos serios. Al final, lo único que tendremos será lo mismo de siempre con unos y otros: aumento de las penas, carnaza para la prensa y la turba insatisfecha. Saludos.

Pepe dijo...

La verdad es que no se dijo nada nuevo, ni nada que no haya prometido el actual Ministro de Justicia... Lo que ocurre es que el Gobierno está atado por su mínima mayoría parlamentaria, así que como dice Salvador, visto lo bien que se llevan Rajoy y Zapatero, mucho me temo que lo de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal será para otra ocasión ... aunque yo nunca pierdo la esperanza.