miércoles, 20 de mayo de 2009

RAFAEL VALERO

Escribo apresuradamente desde Bosnia, desde donde me he enterado hace unas horas del fallecimiento del Inspector Fiscal. Sabia de su precario estado de salud, pues habia superado una grave crisis hace unas semanas. Pero no por ello el golpe es menor. Dos ocasiones he tenido de pedirle -no para mi- algo que el podia hacer; las dos veces, con amabilidad, atendio mi solicitud. Era una excelente persona al que he tratado desde hace mucho tiempo. Deseo transmitir a su familia las condolencias de cuantos escribimos en este blog.

No hay comentarios: