jueves, 15 de mayo de 2008

'AROMAS' DE CORRUPCIÓN

Publicaba La Vanguardia el pasado martes un artículo con el título "Carod no considera "delito" encargar informes a personas vinculadas al Govern". El asunto parece que ya está en manos de la Fiscalía de Barcelona, pero aún así no deja de sorprender la audacia del argumento que el político referido utiliza para justificar los hechos. Hechos que no se niegan, por cierto. A mi me parece que un político es capaz de hablar con ese donaire sobre hechos tales porque sabe que no está Carlos Jimenez Villarejo al frente de la Fiscalía, con las diligencias de investigación preparadas. Con Carlos, con quien trabajé siete años en Anticorrupción, todos sabían que no había despacho oficial, de financiero, Consejero, banquero, político, abogado o funcionario que estuviera potencialmente exento de ser registrado en caso de delito. Por esa manera de ser le echó Michavila (con el apoyo, todavía me averguenza recordarlo, de un sector de nuestra carrera); pero por esa misma manera de ser, por considerar que no hay nadie por encima de la ley, Carlos se convirtió en mi modelo de actuación profesional y un referente en la lucha contra la corrupción. Un abrazo, jefe.

6 comentarios:

Silvia dijo...

Pues sí Jefes como Villarejo o como Jose Maria Mena es lo que se echa de menos hoy en esta Carrera. Jefes que te hacían sentirse orgulloso de ser Fiscal " porque tu vales mucho" , nos decían a todos . Carlos , sólo me tuvo que aguantar un año; le sucedió Mena de quien me acuerdo muchos , muchos días.
Mis amigos me dicen que, por ello, soy una Fiscal malcriada y deben de tener toda la razón.

Pavel dijo...

"Funga" también está en esa lista de "Fiscales depurados".

Salvador Viada dijo...

Es cierto, que Funga también lo está. Y algunos otros. Pero que yo recuerde, el primero que lo fue, cambiando para ello el Estatuto y presionando de la menera que lo hicieron sobre el Consejo Fiscal, fue Carlos. Y después de eso, el desastre. Porque si se puede hacer eso, y si parte de la carrera está de acuerdo en que se puede hacer eso, pues cuando llega el nuevo gobierno, pues lo hace también. Así, otra víctima fué Funga. Y bien que lo siento, porque creo que Fungariño es un gran fiscal, un buen tipo y un gran compañero del que aprendo cada semana en mi actual fiscalía. Y otra posterior, también tristísima, fue Torres Dulce, recién salido del Consejo Fiscal.

LUPO dijo...

Dice el refrán que "al que a hierro mata a hierro muere" y todos ellos, ¡pobrecitos míos! en su momento miraron para otro lado cuando el depurado era otro "compañero", y no digamos si además era de la otra asociación, ¿ya hemos olvidado la movida de los llamados "fiscales indomables" (SIC) y todo lo que vino detrás?.
Ninguna de las que llamáis depuraciones y que, en mi opinión, no fueron, como tantos otros comportamientos en política de nombramientos que hemos visto en estos años, sino muestra del desprecio con que nuestros dirigentes (los políticos y los que actúan en nuestra Carrera movidos por parámetros de oportunismo y seguidismo político) han tratado y tratan a la Carrera Fiscal, han tenido nunca por parte de esta una respuesta solidaria, unificada y no partidaria, en defensa, no ya del compañero en concreto, sino de que se ninguneara los mecanismos de nombramiento que recogía el fenecido EMF, respetando la voluntad del Consejo Fiscal como nuestra representación democráticamente elegida.
Somos muy de rajar en el café, muy de palmadita en la espalda, de solidaridad a escondidas, de llamaditas o cartas particulares de las que no deben saber nuestros superiores, pero, a la hora de la verdad, y en este foro no hacemos más que destacar esto, intentar comportarse tan solo coherentemente, ante estos u otros comportamientos mas leves pero no por ellos menos dañinos, es una pelea diaria, constante y agotadora.
Yo mismo reconozco mi parte de culpa pues me limito a la pelea local y a desfogarme dando la vara en este blogger, pero, a diferencia de Salva, yo no soy nada optimista y días como hoy, en el que ha tocado la “movidilla quincenal”, reconozco que me termina por dar pereza esta bronca constante en un sistema que nos obliga a jugar con un lastre de ineptitud poco soportable.

Salvador Viada dijo...

Querido Lupo, tu no das la vara. Al revés, para mi es muy interesante lo que dices. Yo creo que esto es una batalla larga. Muy larga. Que vamos perdiendo, pero que solo estaremos derrotados cuando abandonemos. Hay muchos obstáculos: los partidos, que no quieren ni de lejos perder su parte del pastel del Ministerio Fiscal, con lo que eso significa de poder e influencia en casos concretos; las asociaciones mayoritarias, que demasiadas veces se colocan en sintonía partidista a cambio de pequeñas prebendas, tales como nombramientos o financiación; compañeros que piensan de otra manera, y que creen que lo mejor es que la Fiscalía dependa del Gobierno de turno; y básicamente, el miedo a lo que nos puedan hacer. Yo creo que esto es lo peor, sobre todo porque en realidad no nos pueden hacer gran cosa. Aunque esté mal, te explico mi caso: yo sufrí un castigo injusto por parte del entonces Ministro de Justicia; creía que eso era terrible para mi futuro, y busqué salidas fuera de España. Luego resultó que ese Ministro se fue -antes de lo que él pensaba-, y lo que parecía un gran drama pues duró muy poco. En realidad, en el peor de los casos, creo que solo nos pueden hacer daño durante un tiempo muy limitado. Y tampoco tanto daño. Pero el miedo a que ocurra paraliza a mucha gente. Yo animo a que ese miedo se vaya superando, porque no es real el mal que suponemos, y así, poco a poco, iremos recuperando terreno. Por eso soy optimista, porque no creo que vaya a ganar mañana, sino que creo que ganaremos en unos años. Y ganaremos porque tenemos razón, porque la Justicia tiende a conferir independencia a quienes la administran. Y vale ya de mitin.

Silvia dijo...

Pues vaya como se ha puesto esto , para un día que estaba yo optimista.
Lupo , piensa que el follón quincenal pasará, que es una lata lo sé, pero es mejor eso a dejarse fagocitar por el sistema.