sábado, 17 de mayo de 2008

INFORME DE NACIONES UNIDAS SOBRE TERRORISMO Y LA AUDIENCIA NACIONAL

El finlandés Martin Scheinin, en su condición de relator sobre la promoción y la protección de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo de Naciones Unidas, ha emitido un informe en el que se reclama al Gobierno español ciertas reformas sobre nuesetro sistema jurisdiccional en la lucha contra el terrorismo, y en particular sobre el papel que al respecto desempeña la Audiencia Nacional. Así, parece que se pide cierta descentralización en la persecución de "algunos delitos de terrorismo" hacia tribunales ordinarios. Se hace asimismo una crítica de la excesiva extensión que a su juicio tienen los tipos que definen el terrorismo, y se incide en el "defecto estructural" de nuestro sistema en relación con la doble instancia.

Yo creo en la eficacia potencial de la Audiencia Nacional para la lucha contra la delincuencia organizada y contra el terrorismo. Me dice mi coblogger Maria Teresa Galvez que la experiencia de centralizar la investigación y enjuiciamiento de los delitos de terrorismo está implantada en otros paises como Francia, Holanda y Gran Bretaña. Quizá nuestra Audiencia Nacional tiene un ámbito competencial mayor. Pero si se definieran con mayor precisión en la LOPJ los casos que son competencia de la Audiencia Nacional, y se la dotara de los medios necesarios para poder responder con la eficacia y rapidez necesarias a la importancia de los asuntos que desempeña, la valoración de la justicia en España estoy seguro que mejoraría sustancialmente.

No estoy de acuerdo en absoluto con la necesidad de "investigaciones independientes" en casos de tortura en España. Yo no tengo razones para dudar de la diligencia de jueces, fiscales y forenses españoles en la lucha contra ese tipo de delincuencia, y mucho menos para sospechar genéricamente con ningún tipo de connivencia o tolerancia.

Y queda pendiente, no obstante las firmes y reiteradas respuestas que tanto el Tribunal Constitucional como el Tribunal Supremo van dando a la cuestión, el problema del "defecto estructural" de nuestro sistema procesal en relación con la doble instancia.

No hay comentarios: