sábado, 31 de mayo de 2008

HUBO TIEMPOS DIFERENTES

Me asomo a las páginas de las Asociaciones de Jueces y de Fiscales; leo periódicos y oigo radios. Hablo con compañeros en Fiscalías. Lo que más preocupa ahora parece que son las negociaciones sobre retribuciones, que me temo no van a ir por el mejor de los caminos; si cada vez somos más ministerio, ¿porqué nos van a tratar con respeto, como un poder del Estado?. El viejo espíritu reivindicativo parece haber sido ahogado con eficiencia germánica: ni los jueces reclaman la independencia del Consejo, ni los fiscales andan con el raca raca de la despolitización de la Fiscalía. Yo creo que han de venir tiempos mejores -de la mano de los más jóvenes-, porque la situación actual, tal como yo la veo, dificilmente puede empeorar.

14 comentarios:

Silvia dijo...

Ese optimismo flojea: todo es susceptible de ser empeorado.

LUPO dijo...

¿Y cuando esperaís con interés las conclusiones de un congreso de “Fiscales” y os encontraís con que las mismas se parecen a los documentos que presentan, a modo de programa electoral, cada partido político antes de unas elecciones?, ¿qué?.
¿De verdad los temas que abarcan en las conclusiones de su último congreso los “compañeros” de la UPF son los que como Fiscales les preocupa mas?, ¿Esas son sus aportaciones para mejorar la Justicia en España?. A mi no me importaría que lo fueran y ni siquiera ocuparía medio segundo de mi tiempo en pensar en las mismas si no se diera el caso de que muchos de ellos son (ya por la vía de su escalafón o méritos profesionales ya por la gatera del equilibrio ideológico de la Carrera defendida por el actual F.G.E?, ya no Fiscales de a pie como nosotros, sino, se supone, representantes de la Carrera en el Consejo Fiscal, Fiscales Jefes, miembros de los Órganos de Gobierno de la Fiscalía General del Estado, en definitiva gente que se supone tendría que llevarnos hacía el Ministerio Fiscal del Siglo XXI...... En fin, como se dice “de donde no hay no se puede sacar”.
Y digo yo ¿no será todo lo que está pasando últimamente en la Justicia Española y, mas concretamente, en la Fiscalía, un contubernio para acabar con el optimismo de Salvador y que termine echando de menos el cielo plomizo del Norte de Europa?, porque a mi me parece que incluso ese cielo da mas luz que la que se atisba al final del túnel en el que estamos metidos en este nuestro trabajo actual

Salvador Viada dijo...

Ahora escribo desde este cielo plomizo (que hoy, excepcionalmente, es azul). Lo que yo echo de menos no es el pasar frio, no entender ni una palabra de lo que se dice en la calle o en la tele, o el aguantar a un jefe americano para el que cada papel es cosa de vida o muerte (vida la suya, la muerte la de los demás). No. Yo echo de menos esos tiempos en los que mucha gente creía que en el futuro sería posible cambiar las cosas, despolitizar la Justicia y poder afrontar por tanto muchos temas profesionales y sindicales sin tener que extender la mano como mendigos. Yo echo de menos el tiempo en el que se aplaudía el libre pensamiento, en el se discutían las cosas, en el que muchos creían que el oficio de juez o de fiscal tenía mucho de vocación y poco de funcionariado. Todo eso no lo veo ahora. Las conclusiones de la UPF (http://www.upfiscales.com/info/comunicados/uh04.htm)
es que no merecen ni un comentario en JI. Parece increible tal conformismo con la situación actual. No se dan cuenta que ahora, cuando están en el machito de las influencias, es cuando hay que reclamar cambios hacia una mayor neutralidad política en la Fiscalía, ya que cuando vuelva el PP sufrirán otra vez el martillo de las purgas y represalias. Hacen lo mismo que hizo la AF unos años atrás. Por eso digo que la única esperanza, Lupo, ha de venir de gente como Silvia o tu ("siente la Fuerza, Lupo"), y de jóvenes no contaminados por este estado de cosas.

Pepe dijo...

Bueno ,hasta el encapotado cielo asturiano de hoy, con orballo incluido, es más claro y diáfano que el futuro que veo yo después de haber estado ayer en una junta de fiscalía. Y es que no hay que irse a las conclusiones de la UPF, es suficiente con ver el nivel de muchos de nuestros compañeros en dichas juntas(afortundamente también hay muchos que valen su peso en oro, pero que en la mayoría de las ocasiones callan por vergüenza ajena). Y es que el nivel en ocasiones es tan bajo que determinados "compañeros" hacen un daño infinito, ya no a la Carrera Fisal , sino a la administración de justicia ,y a uno le entran ganas de echar la persiana y dejarse llevar.
La politización de la Fiscalía, como dice Salva, es muy importante porque conlleva que los que llegan a puestos de responsabilidad no son los más preparados para ello (en alguna ocasión puede ocurrir, pero son las menos), sino los más dóciles , los más preparados para hacer lo que les digan los que están más arriba y ,casualmente, esos mandos intermedios, dóciles con el poder político, suelen ser las personas con menos inquietudes (salvo la de hacer lo indecible con tal de trabajar menos - ¿se puede proponer con seriedad que se diga a los ciudadanos que acuden a fiscalía a pedir la incapacitación de un familiar que los fiscales no estamos para eso, "es que con la Ley de Dependencia va a haber un aluvión de demandas y vamos a tener mucho trabajo") ; digo ,en definitiva, que los que llegan a esas alturas de la carrera, al final son los menos preparados profesionalmente y que harán lo que sea con tal de medrar, incluido no molestar a los responsables políticos , da lo mismo el color , no sea que los que ahora no están después sí estén y cinco años pasan volando y quiero que me renueven en mi puesto o ascender a uno mejor. Ya digo que hay excepciones y modelos a seguir, pero no sé por qué , desde la reforma del 2003 cada vez son menos.

Silvia dijo...

Veo LUPO que eres tan iluso como yo:¡has leido las conclusiones de la UPF buscando soluciones! O estas muy desocupado , que sé que no, o lo que digo : bienvenido al club.
El primer eslabón conocido de la cadena alimentaria de ¡FISCALESCABREADOS!.COM no puede permitirse perder ni un ápice de su optimismo vital. Ante todo por él mismo, pero egoístamente poque nos contagia a algunos pocos . No voy a negar que la perspectiva
de futuro es ciertamente negra, por lo menos así lo veo yo desde le último eslabón de la cadena. Pero pese a ello creo que tenemos que mantener los principios , que no se nos fagocite el sistema. Somos minoría , sí pero eso no es porque seamos raros , ni marginales ...sino porque simplemente "lo bueno no abunda"
(conste que no tengo abuela)

LUPO dijo...

Cuando, en el fondo, quien manda de facto en la Fiscalía en que trabajas son los chicos/as "progresistas", y el mando supremo va a ser de esta linde "pa rato" (por mucho que no abandonemos esta cruzada utópica en la que estamos embargados) mas vale saber "que s´an tomao" este año en Cáceres y estar prevenidos. Aparte de que no hay nada que les descoloqué mas, cuando hablas con ellos, que saber que les has leido y seguido, ellos, que, por lo visto, deben trabajar, toitos tos, en la Fiscalia de Babialandia, porque ¡vamos!....

Pepe dijo...

Todavía no os habéis enterado de que da igual que sean chicos o chicas progresistas o conservadores (por cierto, muchos de ellos , la mayoría, no se han leido sus propias conclusiones y por eso se quedan descolocados cuando les dices algo, no seas tan optimista pensando que te entienden), que unos y otros están a lo que están y que en la mayoría de las ocasiones a lo que aspiran es a un mejor puesto escalafonal, entendiendo por tal aquél en el que menos se trabaja y más se gana , lo cual suele ir unido.

Silvia dijo...

Bueno PEPE está en fase de recuperación post- Junta, se le pasará.
Veo que quieres disimular Lupo , pero has de reconocer que "sientes la fuerza". Gracias Salva ,por cierto por descargar tanta confianza , pero bueno, no voy a exponer aquí mis luchas contra el sistema, o si, quizá un día, poco a poco , pero espero que haya Fiscales de refresco.

Salvador Viada dijo...

Para mi, la politización de la justicia es el camino más corto para que la ley se aplique de manera diferente, para que hay dos justicias: una para los afines, para quienes pueden beneficarse de un buen trato por quienes son "influenciables". Y otro, para el resto. Y todavía hay otro estamento, que es el de los malditos, de los caídos en desgracia, para quienes los influenciables les pueden aplicar la justicia que coincide con el deseo de sus enemigos poderosos. Y es por eso por lo que les interesa a los políticos colocar a "influenciables", a los que denominan piadosamente "afines". Pero la afinidad solo les vale si es para ejercer influencia. Esa es la gran tragedia contra la que hay que luchar. Y veo que quienes hoy pueden luchar con más eficacia, los chicos de la UPF, pues se dedican a otra cosa, mirando a otro lado y mientras dure la fiesta, pues que dure. En fin, aquí seguiremos lo que haga falta, aunque con dos o tres juntas más como las de Pepe igual nos montamos un blog de jardinería, que seguro que da menos disgustos.

Pepe dijo...

Mira , la jardinería relaja mucho, pero voy a aguantar unos años más , que aun me siento con fuerza (aunque sea la de Star Wars) y si un arqueólogo en busca de calaveras de cristal hace lo que hace a sus años un fiscalito no va a ser menos.

Salvador Viada dijo...

¡El amuleto, Dr. Perals!

Silvia dijo...

Yo abogo por un blog de casitas de muñecas .

Pavel popov dijo...

Reconoce que te desinfla que vayas al Congreso con una ponencia o moción bien preparada. Como su texto ha debido ser adelantado para ser incluido en el orden del día, ya ha sido evaluado por "el Sanedrín (los de la Comisión Ejecutiva o los del Secretariado Permanente), y si no les gusta, van preparados con una contrapropuesta que te arruina en público.
Pues eso, a pasarlo bien en el Congreso, y sobre todo, a apuntarse a las actividades programadas para los acompañantes: se lo pasan mejor que los congresistas.

Salvador Viada dijo...

En lo personal, desinfla. Pero el daño es mucho mayor para la asociación en cuestión. Y vemos como pasa el tiempo y las asociaciones mayoritarias se convierten en apéndices inútiles para nuestras carreras de los partidos que las patronizan. Nada (o muy poco) de reivindicación, nada de originalidad, nada de entusiasmo. Tan solo esperar a que dure lo más posible un Gobierno, o que llegue lo antes posible el siguiente. Entiendo tu frustración, amigo. Pero creo que hay que seguir peleando por cambiar las cosas.