jueves, 29 de mayo de 2008

DENUNCIAN SEGUIMIENTOS A UN MAGISTRADO

Al parecer se viene publicando en la Revista Epoca que el magistrado recientemente fallecido, Roberto García Calvo, habría sido seguido por el CNI, y que incluso se habría hecho alguna operación de desprestigio contra él utilizando los Tribunales de Justicia. De esa denuncia se hacen eco las asociaciones judiciales que se han manifestado inclinados a que el Gobierno investigue el hecho.

Los hechos denunciados revisten extraordinaria gravedad, por lo que al margen de la credibilidad que a muchos nos ofrezca el medio en el cual se publica, y parece que tampoco a las asociaciones judiciales les merece demasiada, creo que se deberían esclarecer todos los aspectos denunciados, ya que incluso la constancia de que lo publicado no ha ocurrido en realidad sirve para reforzar la confianza en que las cosas se hacen bien y para erosionar a quien publica cosas que no son ciertas. Por no hablar de lo que habría de ocurrir si algo de lo que se dice fuera cierto.

Por mi parte confío -como siempre- en que todo el mundo cumpla con su obligación.

2 comentarios:

Pavel Popov dijo...

Vaya, vaya, vaya, la que se ha armado.
Se me arremolinan LAS IDEAS, así que intentaré ser breve. Para empezar, resumen de lo objetivamente acontecido:
1. Se anuncia a cuatro vientos que la revista ÉPOCA, publicará en su próxima edición, sensacionales revelaciones sobre nuestro compañero (q.e.p.d.) Roberto García Calvo -y cuando su cuerpo aún está insepulto-. ÉPOCA lo hace.
2. La noticia causa el efecto perseguido por sus autores: disparar una alarma general a la que nadie se muestra ajeno (salvo el gobierno). Inevitablemente, la noticia del supuesto seguimiento y espionaje del fallecido, se mezcla con su fallecimiento.
3. Algo habrá, piensa todo el mundo. Pregunta a De La Vega; respuesta: ¡Viva la libertad de información y prensa! o, "no tenemos nada que decir".
4. Federico Trillo recoge el guante, y lanza el mensaje de que "por menos, Nixon dimitió". Las huestes y mesnadas de Trillo, se solidarizan con él. Los y las de De La Vega, con ésta, y particularmente su fiel escudero, y aún compañero nuestro, Bermejo que tacha la polémica de "disparate".
1-bis. La noticia aparece justo cuando más calentita está la posibilidad de exigir "a término de prescripción" la posible responsabilidad de Federico Trillo en el caso "YAK-42", y efectivamente surte el efecto deseado: difumina convenientemente éste último tema, y el enfrentamiento entre el Tribunal Supremo, Fernando Grande-Marlaska, el propio Federico Trillo, y la presidencia de la Cámara a la que pertenece; virtualmente, incluso desbanca la noticia de la crisis del partido opositor, y hace pasar desapercibidas las últimas encuestas sobre intención de voto, desastrosas por cierto para el partido mencionado.
¿Alguien da más?

Salvador Viada dijo...

A mi la revista Epoca no me inspira ninguna credibilidad. Por ello, en principio doy credibilidad nula a la noticia. Pero como lo denunciado es muy grave, y como es muy facil de aclarar (basta preguntar e investigar al denunciante de Roberto), pues creo que deberia hacerse. No hay duda de que todas las cosas que dices tu que ha producido el reportaje pues han ocurrido, pero yo en principio no soy muy credulo cuando de conspiraciones se trata. Hay que ser muy poderoso para tramar conspiraciones poniendo de acuerdo a muchas personas que esten en la jugada y eso pasa poco. Lo que si creo es en la fabulacion de los periodistas poco escrupulosos y en las ganas de aprovecharse de ciertos politicos. Por eso creo que hay que aclarar eso. Y luego... pues luego yo a opinar otra vez. Un abrazo, Popov.