jueves, 29 de octubre de 2009

BUENA INICIATIVA (FALLIDA) QUE NI SIQUIERA ABRIRÁ EL MELÓN DEL DEBATE

El partido de Rosa Díez acaba de proponer sin éxito alguno un nuevo sistema de formación del CGPJ.   Si hubiera tenido fortuna, el Consejo no contaría con mayorías políticas, tendría siempre tres fiscales, tres abogados y tres secretarios y el cuerpo de electores se ampliaría notablemente.   Desde luego ese Consejo no tendría que nombrar a un Presidente cuyo nombre no decidieran por si mismos los vocales.  Quienes se reparten por turnos el control político del Consejo se han puesto de acuerdo al menos en esto: ni hablar.   ¿Porqué van a entregar el poder que ahora disfrutan a cambio de nada?  Por otra parte los jueces  conservadores y progresistas tampoco se sentirían satisfechos con esa idea: con el sistema actual saben que si su partido matriz gobierna, ellos también tendrán algo de ese poder en el Consejo.   Por eso no creo que la iniciativa de el partido de Rosa Díez (voy a anotar el nombre a ver si me lo aprendo), UPyD, sirva siquiera para iniciar un debate general sobre el particular.   Lo bueno de esto es que alguien, al menos, lleva de cuando en cuando al Parlamento alguna idea para despolitizar la Justicia.    A ver si se le ocurre algo para la Fiscalía.

7 comentarios:

C.G. dijo...

Aunque es muy peligroso hablar de política en ciertos ámbitos, en los que todo el mundo se conoce, UPyD, desde su creación, ha sido un respiro para aquellos que creemos que la justicia necesita urgentemente una revisión para conseguir una división de los otros poderes, así como una mejora en la en la organización y funcionamiento del Estado.

Si se hecha un vistazo a su programa se pueden encontrar cosas que resultan tan interesantes para la imparcialidad de la Justicia como que el FGE no sea nombrado por el gobierno, sino elegido por el congreso por mayoría de 3/5, siendo los electores una terna elegida por el CGPJ, previas reformas en favor de la despolitización del CGPJ; o la reforma de la ley electoral para ampliar la circunscripción electoral, haciendo que todos los votos valgan igual (o de forma semejante) en las nacionales...

También poner una crítica al partido de Rosa Díez, que no todo van a ser rosas, y es que parecen ser todo Rosas en ese partido...

Saludos.

Luisa dijo...

Creo que esa iniciativa debe calificarse, sin exageración, de dislate y, por sí sola, convierte en sospechoso a este incipiente PP ("Partido Personal").

Me parece que existe una enorme confusión, incluso entre los profesionales del Derecho, sobre la naturaleza y la finalidad del CGPJ, que no es, en absoluto, el gestor supremo ni el responsable de que la justicia funcione, responsabilidad que incumbe al ejecutivo y allegislativo en sus respectivos ámbitos.

La única razón (basta con leer los debates constitucionales y conocer un poco el Derecho comparado) para sustraer al ejecutivo determinadas competencias y funciones sobre los jueces es preservar la independencia judicial, nada más (y nada menos). Para todo lo demás, una simple Dirección General sería más eficaz y barata.

De cualquier modo, la reciente aprobación de las reformas procesales que instauran la mal llamada "nueva oficina judicial" va a convertir en ociosa esta discusión, puesto que toda la organización de juzgados y tribunales, sin la cual es ingenuo hablar de independencia, se coloca directamente en manos del ejecutivo, mediante un esquema jerárquico de secretarios, muy similar al de los fiscales, que ya sabemos como es y como funciona cuando están en juegolos intereses del gobierno de turno. Así las cosas, ya va a dar igual que el CGPJ lo elijan los jueces, las limpiadoras o los socios del sporting.

Salvador Viada dijo...

Bueno Luisa, yo creo que nadie debatiría sobre la composición del CGPJ sino fuera porque resulta en la práctica un reflejo de las mayorías parlamentarias. Y eso es tan importante que los dos grandes partidos se han esforzado mucho desde 1985 para que fuera así. El mérito de esa iniciativa de Rosa Díez, a mi modo de ver, es que le dice a los españoles a través del Parlamento que el sistema actual es malo porque no evita la politización del gobierno de los jueces (razón de la existencia del CGPJ, como dices): me atrevo a afirmar que el CGPJ, que nombra los principales cargos de la judicatura, está tan politizado (es decir, tan gobernado por criterios políticos) como pueda estarlo la Fiscalía General.

Y además UPyD pone de manifiesto que si se quiere (con la formula de Rosa Diez o con otra cualquiera) puede despolitizarse dicho órgano. Otra cosa es que se quiera.

Luisa dijo...

Estoy por completo de acuerdo: el CGPJ y la FGE son igualmente títeres de los partidos. La gran diferencia es que la Fiscalia esta asi diseñada: el FGE ejecuta la politica criminal del Gobierno, guste o no. Por el contrario, el CGPJ, al politizarse y convertirse =como es hoy= en un juguete de lospartidos, traiciona su funciçon y el setnido mismo de su existencia. por eso digo que, para lo que hace, lo mismo da cçomo se elija.

P.S. Perdon, pero mi PC no me deja poner acentos.

Al-Hakam dijo...

Tiempo sin aparecer por aquí, hola a todos, hola Salvador; bueno vamos a ver si me aclaro y matizamos, es una proposición no de Ley, pero este mismo partido presentó eso mismo como proposición de Ley en Mayo de 2.009, corrígeme si me equivoco, Salvador, y no es que el Consejo vaya a tener siempre tres Secretarios, tres Fiscales y dos abogados, sino que, al menos en la proposición de Ley que yo he visto publicada, que me imagino será del mismo o similar contenido que la actual no de Ley, es que de los 12 a elegir entre jueces y magistrados, 4 irían directamente por listas abiertas (bueeeeno, campea felinamente L.O. 1/80 otra vez, jejejeje), pero los otros 8, que también serían jueces y magistrados, se elegirían 3 por Secretarios, 3 por Fiscales y 2 por Abogados, es decir, el cuerpo elector se amplía, como dices, pero nosotros no nos integraríamos; de los otros 8, 4 por el congreso y 4 por el senado, quedan igual a excepción, fíjate, de que uno de ellos de cada cámara tiene que ser Decano de un Colegio de Abogados (vaaaaaaya, mira tú por donde, dos Decanos de Colegios de Abogados ¿y por qué nada se dice de que otros dos de cada cámara de esos 8 también tengan que ser Fiscales? ¿eh? ¿a ver por qué no? vaaaaya por Dios, hombre, vaaaaaya por Dios). Y ahora pregunto, bueno, venga, vale, se amplía el electorado pero, en la medida en que a nosotros nos afecta ¿cómo se repartiría nuestra cuota como electores de esos 3 miembros de 12? Supongo que entre las Asociaciones en proporción, lo mismo que la de los Secretarios, en proporción supongo también ¿y no estaríamos entonces en las mismas otra vez?, sería trasladar el problema a varios escenarios (por que eso de que no habría “mayorías políticas”…eso tendría yo que verlo para creerlo), aunque sí es cierto que en esa diversidad en el electorado se perdería el que a mi entender representa en la actualidad un excesivo peso de las Asociaciones de Jueces en la designación de la mayoría del Consejo, pero no otra cosa. Bueno sí, aparte de que el CGAE se asegura directamente su presencia en el Consejo con dos Decanos, ea, por que sí, pues vaya tela qué bien.

Salvador Viada dijo...

¡Buen análisis Al-Hakam!. Explicado así, parece que se trata de una iniciativa para quedar bien con todo el mundo (menos con quienes controlan el CGPJ, PP y PSOE). Lamentablemente, si en unos treinta o cuarenta años, el Consejo cambiara en algún sentido relevante, mucho me temo que sería precisamente para colocar más abogados, preferentemente Decanos en el mismo: y además les darían la compatibilidad con el ejercicio profesional.

Al-Hakam dijo...

Justamente, amigo (pero se me había escapado lo de la compatibilidad, jo, encima eso, jajajaja). Un abrazo Salvador.