miércoles, 21 de octubre de 2009

¿PORQUE LOS FISCALES NO VAN A LOS CURSOS?

He tenido una interesante comida con Lourdes Rodriguez Rey, fiscal, Directora del CEJ y muy querida amiga mia desde hace muchos años y compañeros de la UPF y AF.   Lourdes nos trasladaba un problema que han detectado y que es la cada vez más baja asistencia de fiscales a muchos de los cursos ofrecidos, hasta el punto de que las ausencias se notifican con muy poco tiempo para buscar suplentes.  El tema es muy grave porque puede darse el caso, y más en tiempos de crisis, de que las asignaciones presupuestarias a los cursos terminen menguando con lo que es dinero que se pierde para nuestra formación.  

La causa de esas ausencias creo que es clara: los fiscales no pueden materialmente asistir a los cursos que en ocasiones han solicitado.   No es raro que a un fiscal le queden al mes, tras asistir a juicios y demás servicios, entre 4 y 6 días para calificar.  Si van al curso no hay manera de salvar el papel y eso sin contar con el hecho de que al ir todo el mundo igual de apretado es difícil encontrar compañeros que cubran al que se marcha.  A mi esta situación, a la que hemos llegado tras exprimir poco a poco, como quien no quiere la cosa y durante muchos años, las capacidades de los fiscales, me parece lamentable.  Y más lamentable la parálisis que se aprecia para cambiar las cosas: yo creo que un cuerpo de ayudantes del Fiscal a medio plazo, podría ayudarnos; a corto, hay que calcular en cuantos sustitutos hay que aumentar la plantilla para estas cuestiones.  ¡Hay tantas cosas que ir cambiando que da vértigo!

17 comentarios:

fiscalillo dijo...

estoy de acuerdo con tu diagnostico. cuando un juez pide un curso se va y punto, si tiene señalamientos le ponen un sustituto y si no queda dinero suspende. a mi para ir a un curso tengo que buscar un compañero que se coma mis marrones pero...y los marrones de mi compañero?

LUPO dijo...

Y no olvidemos la puñetera Ley de Murphy, por otro lado de las pocas leyes que de verdad se cumplen en el mundo. Dos días, dos,he estado fuera del despacho,en un Curso, y al volver... allí estaba de golpe todo el papel gordo que tanto mi Juzgado como los que alimentan mi especialidad no me habían mandado desde la vuelta del verano.. ¿qué haces ante eso?, pues ¡ajo y agua!. Si algo añoro de mi época de Fiscal en menores era que sabías el papel que tenías, ahí estaba,en mis armaritos, movidos al ritmo que yo me marcaba, y no como en mayores,que mientras te relajas con el cafetito de mediodía te puede estar viniendo el trailer con el papel del Juzgado y uno tan feliz. Pero claro lo del Fiscal Instructor es una barbaridad... ¡hombre!, aunque sea egositamente,sería un modo de,al menos, controlar nuetro papel.

Salvador Viada dijo...

Además hay otra cuestión: la formación parece que ha de ir destinada a los más jóvenes, que son los que en teoría tienen más necesidad de formarse. Pero en la práctica quienes tienen más tiempo y posibilidades para ir a formarse son quienes pueblan las zonas altas del escalafón. Otro contrasentido más, frente al cual nada se hace. Lo más grave no son los problemas; lo peor a mi juicio es que se hace muy poco para arreglarlos. Por otra parte, me fascina la disciplina de esta carrera: podríamos ser espartanos aguantando la adversidad.

Una jurista dijo...

Sí, lo del papel de los fiscales en "mayores", a veces puede ser (como diría Miguel D´Ors)"un ataque de comanches borrachos"...

fiscalillo dijo...

otra cuestión a tratar son las fechasde los cursos-reuniones de especialista, si se sabe que hay 7 ó 9 especialidades con sus reuniones obligatorias, ¿es necesario hacerlas todas en 15 días?. Llevamos en mi fiscalia una temporada hermosa pq todo el mundo está de viaje forzoso. y digo yo que si se hace una al mes no habría problemas.

Silvia dijo...

En el último curso al que asistí conocí a una fiscal espartana que llevaba las carpetillas de los juicios del dia de vuelta en la maleta, y pedía auxilio para enviar una calificación de preso por email a su Fiscalia de destino que se había llevado debidamente fotocopiada. Sé de otra a la que en pleno curso la llamaron para decirle que el dia de reincorporación le habían asigandado juicios de última hora, por no hablar - que queda grosero- de las jugaditas que te esperan a la vuelta del estilo que menciona Lupo. Supongo que la juventud , la ilusión de conocer lugares nuevos, ver amigos... mueve montañas. Los espartanos habrían aprendido de nosotros.

Anónimo dijo...

¿ por qué ya lo tienen todo sabido?

fiscalillo dijo...

hace poco me dijo un preboste de la carrera, nombrado por el acutal FGE, y no sin razón que los cursos, los mas importantes, debieran ser obligatorios y on line.
junto con algunos que no podemos ir a cursos hay otros compañeros que no quieren ir y se creen que mo es necesario actualizarse.

Anónimo dijo...

Es un inicio de solución ,claro que luego hay que obligarles a escucha , a aplicar lo aprendido y eso ya resulta más dificil de imponer hasta a los prebostes de la carrera.
Seamos realistas y sinceros: gran parte de la carrera no va a los cursos , no ha ido a un curso de formación en su vida , porque son "más listos" que los demás .

Anónimo dijo...

En mi caso, la última reunión de especialistas no fue convocada en forma y una semana antes recibí el correo electrónico de la Agencia de Viajes recordándome que se me pasaba el plazo para solicitar billete y alojamiento. Evidentemente, no pude ir. Creo que habría que plantear en serio dos cosas: A) Que parte de los cursos se hicieran on line, estableciendo foros de discusión y comunicación electrónica; B)que las reuniones de especialistas y cursos se hagan bien en Madrid, bien en ciudades bien comunicadas desde toda España (entre las que no se encuentra Peñiscola, lugar dónde se hicieron gran parte de las reuniones de especialistas del curso pasado) Es muy sencillo, desde cualquier punto de España es rápido y cómodo ir a Madrid o a Barcelona. Cualquier otra ciudad supone que los únicos que lo tienen fácil para asistir son los que vayan desde estas dos, porqué la comunicación entre el resto de capitales provinciales supone perder en ocasiones más de un día de viaje.

Salvador Viada dijo...

Estoy de acuerdo con Fiscalillo en que un camino ha de ser el empezar a desarrollar cursos on line e incluso obligatorios, al menos para todo aquel que quiera especializarse. Además del beneficio de la formación, eso supondría familiarizarse con las herramientas informáticas. Pensad que según el CEJ, casi la mitad de los fiscales (y no solo los veteranos) no abren jamás el correo electrónico.

También estoy de acuerdo con hacer los cursos en los lugares de más fácil y rápido acceso. Pero habría que estudiar además otras formulas como los cursos en la propia Fiscalía (que viajen los ponentes) y quizá, también, cursos de verano.

fiscalillo dijo...

Bueno. mañana de congreso. ya os contaré, lo que os aseguro es que hay gente que vamos con la maxima ilisuión

pilar dijo...

Creo que en tiempos de crisis debe hacerse un esfuerzo por realizar cursos realmente importantes para nuestra formación, recuerdo algunos que no creo que sirvan de mucho para nuestro trabajo( no daré nombres para no ofender a posibles organizadores). Y en todo caso veo con sorpresa como se nos manda un correo desde la Junta de Andalucía para que propongamos cursos que puedan interesar a jueces, fiscales y secretarios cuando estamos teniendo muchísimos problemas con los desplazamientos por, al parecer, falta de dinero y en un intento de ahorrar. Los cursos entiendo que son necesarios pero primero debe dotarse a TODOS los Fiscales de medios dignos con los de trabajar, o al menos eso pienso yo.

Manolo dijo...

Quien ha escrito que, "Cuando un juez pide un curso se va y punto", simplemente está mal informado. Muchas licencias por estudios (cada vez más) se deniegan por existir señalamientos en las mismas fechas.

Por otra parte, nunca he visto (aunque no puedo negar la posibilidad) que la mayoría de los fiscales muestren propósito de formarse, e incluso he oído a alguno decir abiertamente que no ha abierto un libro desde que aprobó la oposición. Claro que eso también se lo he oído a unos cuantos jueces.

Una jurista dijo...

Bueno, Manolo, aunque yo no soy fiscal, tengo que decirte que he visto a muchos miembros del Ministerio Público que siguen abriendo muchos libros, estudiando muchas noches y sacrificando muchas horas de descanso para estudiar, después de 15 o 20 años de carrera. A mí me parece que (sobre todo en determinadas fiscalías,por no decir en la mayoría), como pares de estudiar, fracasas como garante de la legalidad...ya sé que hay de todo y para todos los gustos, pero nunca diría "que la mayoría no muestran propósito de formarse". A decir verdad, a mí(que estoy en esto de la "cosa jurídica") llegar a casa todos los días, me supone seguir estudiando y arañando tiempo de donde no lo hay. Y no creo que sea una heroína por eso. Simplemente es mi obligación. Y aunque he de reconocer que disfruto muchísimo estudiando (y cada día más), la verdad es que a veces me gustaría tener más tiempo para dedicarlo a mi Ministerio Público particular...

LUPO dijo...

Estudiar y formarse necesita tiempo y tiempo es lo que el desquiciante sistema de trabajo que seguimos en las Fiscalías españolas, con "chorraservicios" y otras zarandajas, visitas a Juzgados a cien kilómetros para una actividad de tres cuartos de hora, etc, etc, lo dificulta bastante. Y demos gracias a que la informática nos permite con un par de click acceder a las bases de datos jurisprudenciales, a las normas jurídicas y demás, porque aún recuerdo cuando tenías que buscarte los tochos de jurisprudencia en la biblióteca de turno y rastrear sentencia tras sentencia en busca de la solución buscada. Pero, ya sabeís lo que pone el escudo del actual Ministerio Fiscal "cantidad, cantidad, antes que calidad", pues, obviamente, lo primero da palotes estadísticos que tanto lucen y lo segundo alguna palmadita en la espalda, aunque cada vez menos.

Silvia dijo...

No se trata de entrar en polémicas de si jueces o fiscales tienen mejores posiblidad para ir a los cursos.
Pero realmente eso de que a los jueces "muchas licencias por estudios (cada vez más) se deniegan por existir señalamientos en las mismas fechas", es tanto como decir que : un fiscal se ve obligado a renunciar al curso adjudicado por tener señalamientos - que por cierto no señala el Fiscal con lo que la capacidad de previsión es bien diferente..-.
Lo cierto es que a los jueces generalmente les desigan un sustituto para esos días - y asi debe ser- y al Fiscal no .
El fiscal para asistir a un curso tiene que ingeniarselas e hipotecar su agenda y la de sus compañeros . En principio el tema de ajustar la agenda para ir a curso era hasta emocionante , casi como un deporte ; pero creo que ha llegado un momento que falta hasta el tiempo para cuadrar el curso. Y tambien debe haber algo de lo que apunta Pilar : si despues de hipotecar la agenda, llenar la nevera para los que se quedan, maleta, viaje , consigues llegar al curso y te encuentras con cierto fiasco porque no valoraste muy bien aquel titulo tan atractivo o tantas cosas ... el esfuerzo ha sido en vano , y luego que te paguen las dietas , je , je.


Saludos.