lunes, 26 de octubre de 2009

¿ME CAMBIAS EL SERVICIO QUE ME OPERO LA SEMANA QUE VIENE?

Poner la lupa en algún aspecto de las miserias que como funcionarios a veces padecemos supone muchas veces que te llamen la atención sobre otras cosas igualmente graves.  La frase que encabeza este artículo es real, aunque pueda parecer increíble.   De verdad, cuando un fiscal tiene que pedir esto es que está realmente fastidiado: ¿donde está el compañerismo? ¿donde la organización de la Fiscalía?  Pues enterrada en un número de servicios que desbordan la normalidad.   No me gusta hablar tanto  de esto porque me obliga a revisar cosas que creía superadas.  Creo que hay que estudiar seriamente esta cuestión (me pregunto si en estos casos de abuso en los servicios, la Inspección Fiscal no debería ser informada y hacer algo al respecto) y pensar seriamente en introducir el "servicio blindado de despacho de papel" con dos días por semana reservados para ello.   O al menos quitar el despacho de papel al que esté obligado a ir diariamente a juicios, guardias, permanencias y demás. 

10 comentarios:

betimármol dijo...

En una Fiscalía en la que estuve una vez -modelo de organización- había lo que se llamaba SERVICIO DE PERMANENCIAS-, dos o tres fiscales sin otro servicio, previstos para cubrir cualquier incidencia que surja. De esa manera, se evita tener que pedir favores -en la Fiscalía de Madrid creo que no hay más remedio que pedirlos, y me parece mal-.

Sin embargo, el servicio de permanencias en el cuadro de servicios es uno más que se suma a los juicios en penal, en sala, guardias, faltas, etc. Eso hace que no haya mañanas sin servicios, y que deban aprovecharse las tardes para despachar el papel.

Todo esto no es nuevo, llevo en la carrera muchos-muchos años y al menos en las fiscalías grandes, es así desde siempre.


Antes de reorganizarse, Madrid tenía a los Fiscales de Plaza de Castilla despachando papel, sin ir al juzgado de lo penal, solo a sala -cada dos meses- y a las faltas. Entonces los de plaza de castilla decían que estaban agobiados de papel y los de camarillo, hartos de juicios. Ahora que hay dos fiscales por juzgado, todos dicen que están agobiados por los servicios.

¿Cual es la solución? Creo que plantillas mejor dotadas, sin duda, pero también conciencia de que el Fiscal debe trabajar mañana y tarde. En toda mi carrera, no he podido nunca dejar de hacerlo, es la única forma de que salga el papel. Bien organizado, es un trabajo perfectamente asumible.

Pepe dijo...

Yo también "padecí" ese servicio de permanencias. Y digo padecí porque era un servicio de "chico para todo".
Es cierto que la teoría es muy bonita, pero la realidad era que el servicio era utilizado por fiscales aprovechados a quienes les entraba un dolor de cabeza de última hora y no iban a juicios en los que , oh casualidad , había un marrón importante.
Y la Inspección es cierto que debería saber estas cosas , como la que titula la entrada ,y estoy casi seguro de que lo sabe, pero ello obligaría a expedientar a algún Fiscal Jefe (por permitir e incluso potenciar que ocurra eso en su Fiscalía) , lo cual no es lo que desea ningún Fiscal Inspector. Así que así seguiremos, pidiédonos favores y haciendo cambios incluso para casos de necesidad que se pueden acreditar médicamente .

fiscalillo dijo...

lo de las permanecias está muy bien, pero en mi Fiscalía no lo podemos poner en practicas pq hya días que todos tenemos servicios

Silvia dijo...

Tema complejo el que planteas y no de fácil solución ya que no todo el monte es orégano y va a depender de la idiosiocrasia de cada fiscalía, de sus mandos y del compañerismo latente. Sé de Fiscalías con servicio de permanencias donde el mando determina, procurando objetividad dice, -pero para mí que influye la lluvia u otro factor indefinido -, qué ha de considerarse permanencia : así mientras parece que uno se operó a costa de la permanencia cobrando la guardia que otro le hacía, otros cambiaron servicios . Luego está el tema de los “aprovechaos” , listillos , jetas que hay en todas las fiscalías , creo; estos supervivientes que viven graciosamente a costa del trabajo ajeno consiguen al final que el sistema de permanencias no exista para evitar problemas “que cada cual se busque la vida” decide el mando. Pero ojo , porque se han conocido fiscales con muchos en la carrera que les duele la cabeza de ver el tocho de juicio que le toca y simplemente no van , se suspenden los señalamientos porque el” Ministerio Fiscal está enfermo”(sic) y el fiscal no se buscó la vida ; en otros casos, el marrón del dolorido compañero lo cubre el fiscal que el mando caza al vuelo; y luego está el “pringaó” que va se toma su aspirina , se come el marrón- lo procura conformar - , y se mete en la cama. En fin supongo que son situaciones que requieren mucho abono, pero ahí están.
La solución¿? , ya digo me parece muy complicada. Yo de momento tomo aspirina cuando me duele la cabeza y cuando tenga que operarme el médico me dará una baja médica de la que haré debido uso , convencida de que por ello no se hundirá mi fiscalía de destino .

fiscal de a pie dijo...

Creo que tener que pedir el "favor" de que te cubran el servicio cuando hay una causa médica probada y seria, como es una operación, revela que la Fiscalía está mal organizada. Tenemos "derecho a ponernos enfermos" de verdad y no tener que preocuparse de lo que pase con los servicios que es cuestión de los jefes o decanos encargados de organizar los servicios. Y si el problema es que no hay fiscales suficientes, pues pedir la suspensión, o acaso no se suspenden los juicios por enfermedades o problemas médicos de más o menos gravedad de las otras partes. A y, por cierto, eso de que no se puede suspender por causa del fiscal por el perjuicio que se ocasiona al justiciable (no hablo de oídas)creo que no es de recibo porque ¿no se le causa mayor perjuicio cuando va al juicio un fiscal que no ha podido ni mirarse el juicio? Es cierto que si se trata de varios juicios sencillitos y con un poco de experiencia se puede hacer un papel mínimamente digno pero, cuando se trata de algo más complicado, acudir sin saber ni de qué va no permite una actuación mínimamente aceptable. Además, curiosamente esos juicios le caen al fiscal que está en el despacho trabajando y, encima, como "premio", es "cazado a lazo" para ir a juicio.

Anónimo dijo...

Pues bien, ya lo decía yo en otra entrada... los problemas no vienen solo de la sobrecarga de trabajo. Es que somos cómo somos, y si el servicio de permanencias hay quien lo usa para escaquearse de sus propios marrones, ya me direís qué autoridad tenemos como colectivo profesional para reinvindicar nada.

Y desde luego, no estoy hablando de un mundo ideal, es que cada cual debe cumplir con sus responsabilidades, que ya somos mayorcitos y tenemos entre manos cosas muy serias.

A ver si va la única solución va a ser poner a la Inspección a incoar expedientes...

Que pena.

pilar dijo...

lo siento pero no creo que una operación programada sea motivo para pedir un favor. Debe ser una cuestión a resolver por los Jefes, decanos o coordinadores o por quien organice los servicios en la Fiscalía y el compañero al que le toque cubrir el servicio en su semana "libre" debe tomárselo con compañerismo, aplicando la máxima de hoy por ti y mañana por mi. Si alguien es tan mezquino como para programar una operación con su médico cuando le toca un marrón pues difícil solución tiene todo entonces, aunque de igual modo debe ser el Jefe o quien le corresponda quien exija que cada uno asuma su responsabilidad.
En todas las Fiscalías que he estado a existido el llamado servicio de permanencias, en alguna excesivamente sobrecargado, al habersele asignado demasiadas cosas junto a los imprevisibles y en otras un servicio más llevadero. En cualquier caso ese servicio, entiendo, y era el criterio empleado en esas Fiscalías, está para casos urgentes y no para algo programado que debe arreglarse de otro modo, por el propio bien de la organización pues de ocurrir algo de última hora no hay quien lo cubra(aunque también conozco una Fiscalía en la que se buscaba al saliente del servicio,o al saliente del saliente).
En cualquier caso si existen jetas que se inventan enfermedades de última hora, eso ya es otra historia, que igualmente tiene difícil solución como no sea por vía de expediente. Sin duda difícil será probar que la dolencia es inventada y mal servicio nos hará si sostenemos que es esta es una carrera de gente adulta y con mucha responsabilidad.
En cuanto a ir enfermo a las juicios,no creo que con ello le hagamos ningún favor a nadie(si la enfermedad es real y no un simple resfriado) porque por mucho que te hayas preparado algo, mal papel podrás hacer si te encuentras fatal sin hablar del riesgo(e incluso la irresponsabilidad de transmitirselo a otras personas, vease embarazadas, etc). Desde luego lo ideal si estas enfermo y tienes un marrón es que se suspenda por enfermedad del Fiscal, pero hasta ahora no he visto ningún Jefe que avale eso. Probablemente sería la mejor solución para todos pues no creo que haya que exigir heroicidades y la sociedad se merece que la defienda alguien en plenitud de falcultades.

LUPO dijo...

Como dice el refran “el que mucho abarca poco aprieta” y, en los últimos tiempos la “moda” de poner un fiscal en tu vida se ha extendido hasta reducirnos a unos “sacapapeles” a destajo, lo que origina todos los problemas que aquí se apuntan y mas. Por eso, en mi opinión deberíamos empezar por reducir la intervención del Fiscal en los procesos relativos al estado civil y en los demás que establezca la Ley (art. 3.6 del EMF), en los procesos civiles que determine la Ley (art.3.7 del EMF), y en los relativos a mantener la integridad de la jurisdicción y competencia de Jueces y Tribunales (art. 3.8 del EMF), a la intervención que en estas materias se realice ante las Audiencia y Tribunales Superiores; igualmente, debería sacarse al Fiscal de lo que no sea actuar ante Audiencia y Tribunales Superiores en materia Social, Contencioso, Civil Privado, Registro Civil, y Mercantil.
Fuera de la Jurisdicción ordinaria Penal, nuestro potencial debe destinarse al actuar en materia de menores, incapaces, y personas desválidas (arts. 3.7 y 3.10 del EMF) y punto, que si no, al final, ni esto vamos a hacer bien, porque mucho juicio rápido por ir sin carnét y el primer estafador medianamente organizado se nos escapa de entre los dedos

Una jurista dijo...

Lupo, genial muy acertado :)

Silvia dijo...

Vale Lupo y luego la ilusionista soy yo -lo digo por tu radiKal en la entrada que precede- . Ahora me dices qué jefe conoces que vaya a asumir tal recorte de fiscal presenten armas frente a los jueces - que creo que hay en todas las plazas- que piden un fiscal como material de oficina no inventariable , aqui aguantamos a uno de esos seres y ya te digo el apoyo de los mandos.